Pamela Anderson, rubia y sexy por siempre