Tinelli contó qué le pidió el hacker de los famosos que se hizo pasar por Polino: "Mis hijas se siguen riendo"

El conductor reveló en ShowMatch los particulares pedidos que le hizo quien se hizo pasar por el periodista.

Tinelli contó en ShowMatch qué le pidió el hacker haciéndose pasar por Marcelo Polino

La cuenta de WhatsApp de Marcelo Polino fue hackeada (al igual que la de Sol Pérez, Pedro Alfonso y Fede Hoppe) y varios fueron los famosos que durante el fin de semana recibiendo mensajes desde el usuario del conductor de Los Especialistas del Show, quien en realidad era un hacker que había robado su identidad. Incluso Marcelo Tinelli recibió mensajes que le pedían que grabara saludos en video.

"Me escribe Marcelo Polino un mensaje a las 22:10 el sábado donde me dice ‘mandame dos videos, uno para el Gordo Jones y otro para el club Gouch de rugby'".

“No se quién le hackeó el teléfono a Polino, pero yo fui un tarado total. Me escribe Marcelo Polino un mensaje a las 22:10 el sábado, yo estaba yendo a comer con mi mujer a comer y le digo ‘mirá qué loco qué me escribe a esta hora’. Me pone ‘cómo andás’ y yo con mensaje de voz le digo ‘qué necesitás’ y ahí me dice ‘sí, que me mandes dos videos, uno para el Gordo Jones y otro para el club Gouch de rugby”, relató Marcelo, divertido, mientras Polino no daba más de la risa.

"Les mandé los videos y no se a quién. Marcelo ya había dado el teléfono de baja y yo quedé como un Carlitos. Tengo los videos guardados, se los muestro a mis hijas y todavía se siguen riendo. ¡Un tarado!".

“Mi mujer me dice ‘qué raro que Polino te pida dos videos’ y yo ‘bueno, pero pobre, tal vez está con alguien’. Nos metimos en la comida y me olvidé. Al otro día le digo ‘amor, no le mandé los videos a Polino’”, siguió el animador.

“El domingo le pongo ‘Marce, perdoname que me colgué, estaba en una comida’ y no me contesta nada, un tilde. Al otro día llego a la oficina y grabo el video. ‘¡Gordo Jones, un fenómeno, te quiero conocer!’, cosa que detesto (hacer esos videos de saludos)... Y después ‘y a los chicos de Gouch rugby...’”, continuó, entre risas. “Les mandé los videos y no se a quién. Marcelo ya había dado el teléfono de baja y yo quedé como un Carlitos. Tengo los videos guardados, se los muestro a mis hijas y todavía se siguen riendo. ¡Un tarado!”, contó Tinelli, que se tomó con mucho humor el tema.