Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Tajante respuesta de Lizardo Ponce luego de que Iavícoli dijera que Nacha Guevara lo elogia porque la ayuda en sus redes: "Información falsa"

El participante del Cantando se defendió contundente de la acusación de la panelista, que le respondió picante.

Karina Iavícoli aseguró que Lizardo Ponce ayuda a Nacha Guevara con sus redes

Nacha Guevara sorprendió a muchos al puntuar con un 8 a Lizardo Ponce en la última gala del Cantando 2020 y Karina Iavícoli brindó una información picante sobre la calificación de la exigente jurado.

“Tengo algo muy importante para contar que me acaba de llegar al teléfono. Es información. Ya sé por qué Nacha tiene tanta buena onda con el ‘perrito’, va con amor, de Lizardo”, arrancó diciendo la panelista de Los Ángeles de la Mañana.

Y afirmó: “Es porque Lizardo la ayuda con las redes. A pesar de que ladre, ella se sonríe. La ayuda, como me podría ayudar a mí Lizardo, porque no la tengo clara con las redes. Entonces siempre la devolución es más amorosa”.

Al escucharla, Ángel de Brito retrucó: “El amor está todo bien, pero ¿llega a un 8, el amor?”. En ese momento, la periodista reveló: “Me lo cuentan los los compañeros del Cantando, que están re calientes porque los que están mal puntuados trabajan un montón y siempre le dan la nota alta”.

"Jamás en la vida hablé de redes sociales con @nachaguevara. No sé de dónde sacás la información @Karinaiavicoli pero es falsa"

Indignada, Andrea Taboada acotó: “Perdón, me detengo en la denuncia de Karina, esto es grave. Si Lizardo le hace un favor y ella le devuelve con un 8, Martín Baclini se merece un 10”.

Pero Lizardo salió al cruce de la filosa versión desde su cuenta de Twitter, donde aclaró: “Jamás en la vida hablé de redes sociales con @nachaguevara. No sé de dónde sacás la información @Karinaiavicoli pero es falsa. La única vez que hablé con Nacha en privado fue para saludarla en su cumpleaños”.

Lejos de dar marcha atrás, Karina le retrucó misteriosa: “Si supieras la fuente, no dirías lo mismo”. ¡Chan!