Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Pía Shaw explicó por qué se achicó las lolas: "Me saqué 400 gramos de cada una por un tema de postura"

La panelista de Los Ángeles de la Mañana recordó la cirugía que se hizo hace diez años, y bromeó en vivo: "¡Me volvieron a crecer!".

Pía Shaw recordó la operación de lolas que se hizo hace diez años: "Fue por un tema postural"

Hace una década Pía Shaw (42) tomó una decisión crucial para su salud de la que hoy está satisfecha. Al igual que lo hiciera Florencia Peña en su juventud, o Nati Jota más cerca en el tiempo, la panelista de Los Ángeles de la Mañana se sacó lolas.

Y como el tema de las cirugías estéticas femeninas se sometió a debate en el ciclo de eltrece, Pía recordó su paso por el quirófano: "Fue por un tema de que yo tenía muchas lolas, de verdad. Por la familia de mi abuela, que todas tenían muchas lolas, y es un tema corporal. De lo cual todavía, con los años, me empecé acomodar…".

Tras una pausa, la periodista graficó la magnitud de la operación que se hizo: "Yo me saqué 400 gramos de cada lola. Un montón. Fue con la técnica de la ‘T’. En ese momento muchas mujeres me preguntaron, porque muchas sufren y no pasa por lo estético sino por un tema de postura".

"Yo no me levanté las lolas ni me puse nada, sin mis lolas naturales, caídas. Y sí, perdí un poco de sensibilidad en el pezón".

"Yo lo hablé en su momento con Flor Peña, nos mandamos mensajes. Es una operación riesgosa y muy dolorosa. Pero yo se las recomiendo. Yo hago el chiste de que parezco un gremlin porque me volvieron a crecer, y no sé para qué me saqué los 400 gramos. Yo no me levanté las lolas ni me puse nada, son mis lolas naturales, caídas. Y sí, perdí un poco de sensibilidad en el pezón", concluyó.

A poco de haberse operado, en 2011 Pía Shaw se había explayado sobre su decisión ante la revista Look: "Al tener mucho busto aumento varias tallas ¡y encima en televisión el plano que se ve siempre es hasta la cintura! Por eso me saqué lolas. Antes de la operación usaba talles especiales de corpiño, los típicos de señora grande. Ahora por suerte uso normales, pero antes era complicado porque esos corpiños tienen breteles gruesos, entonces, para que no se vean, arriba de la ropa interior tenía que ponerme una musculosa u otra prenda. Y comprar una bikini era todo un problema".