Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Maxi López, muy picante contra Wanda Nara: "Quiso ser mi representante pero yo quería preservar mi familia"

El ex de la modelo habló sobre el conflicto de Mauro Icardi con el Inter y el rol de la madre de sus hijos en el escándalo.

Maxi López reveló que Wanda Nara quiso representarlo cuando eran pareja.
Maxi López reveló que Wanda Nara quiso representarlo cuando eran pareja.

Wanda Nara se encuentra en el centro de la polémica a raíz del conflicto que Mauro Icardi mantiene con su club, el Inter. La modelo es la mánager de su marido y las críticas a su rol de representante están a la orden del día. Entre quienes la cuestionan se encuentra nada menos que Maxi López, su exesposo y padre de sus tres hijos mayores.

En una nota con Estamos motivados, el ciclo que conduce Fernando Niembro por AM 990, Maxi habló a fondo de su exmujer, con la que mantiene una muy mala relación.

Cuando Niembro le preguntó “¿Wanda fue alguna vez tu representante futbolística?”, él reveló: “No. En su momento, Wanda me lo planteó. Fue cuando cambié de representante en Italia. Pero no hubo quórum, absolutamente. Creo que hay mujeres que son muy capacitadas para ese trabajo. Pero yo quería preservar el trabajo por un lado y mi familia por otra, con la armonía, que ya de por sí había poca. No quería mezclar los dos caminos. Mirando hoy ciertas noticias y desenlaces, creo que en aquel momento, dentro de las elecciones malas que hice, esa fue una buena”.

"Wanda tiene un tono muy verborrágico para tratar con los dirigentes Italianos. Los dirigentes del Inter se hincharon de todos estos tonos y cuestionamientos"

Luego, cuando el conductor le consultó si el conflicto de los dirigentes con Wanda podía perjudicara a Icardi en el Inter o en la Selección, Maxi no dudó: “Si le toca a Mauro Icardi ojalá que nos saque campeón. No me importa quien está, si él u otro. Yo soy argentino y quiero que mi país gane y recupere su prestigio. Más allá de esto creo que Wanda tiene un tono muy verborrágico para tratar con los dirigentes Italianos, que son diez veces más fuertes que los de Argentina. Tienen otro carácter. El lenguaje del fútbol es diferente y no lo aprendés de un día para el otro”.

“Creo que los dirigentes del Inter se hincharon de todos estos tonos y cuestionamientos. Y el rendimiento de él no es el mismo y ellos cortaron por lo sano. Muchas veces los representantes hacen la diferencia porque saben leer situaciones y momentos de negociación. Cuándo hay que apretar y cuándo no. Creo que un jugador de determinado nivel tiene que tener a su lado una persona de un cierto nivel”, cerró… filosísimo.