Luis Novaresio reveló su insólito toc: "Si me tocan mi diario, no lo soporto y tengo que comprar otro"

El periodista de Desayuno Americano y radio La Red reveló algunas de sus manías en la revista Pronto. ¡Mirá!

Luis Novaresio reveló su insólito toc con el diario. Foto: Web.
Luis Novaresio reveló su insólito toc con el diario. Foto: Web.

Es serio, responsable y muy obsesivo con su trabajo. Sin embargo, detrás de todo eso -y de su barba, también- hay un tipo sensible y simpático.

Luis Novaresio (51) es uno de los periodistas del momento y lo demuestra todos los días en Desayuno Americano y radio La Red. Lejos de su trabajo, el periodista contó algunos de sus tocs en la revista Pronto.

"Es más fuerte que yo y no lo puedo controlar: me exaspera que me toquen el diario. No me gusta, no tolero que me lo desarmen y me saquen los suplementos. Me pone del tomate. Me molesta que me lo desarmen antes de que yo lo mire. Sobre todo me pasa con La Nación, que es formato sábana. Me ha pasado que vi que me lo plegaban mal y directamente me fui a comprar otro diario porque no lo soporto. Esto me pasa desde que tengo uso de razón. Soy de una familia de inmigrantes y en mi casa siempre se leyó el diario. Mis abuelos habían llegado de Torino, en la zona de Piamonte, y mi papá y mis tíos aprendieron a hablar en castellano leyendo en diario", reveló Novaresio.

"No me gustan los números pares, tanto que me despierto con número impar. Mi alarma está sintonizada a las 4.01 am porque arranco la jornada muy temprano con mi ciclo Empezando el día por radio. Ah, soy muy supersticioso también. Si me contás que las copas ubicadas en el centro de la mesa traen suerte, la pondré así toda mi vida. Trato de enterarme lo menos posible de esas cosas porque soy ultra supersticioso. No pasa por debajo de una escalera ni doy la sal en la mano. Ni nombro al bicho que se arrastra".

Además, el periodista se refirió a sus otras manías: "No me gustan los números pares, tanto que me despierto con número impar. Mi alarma está sintonizada a las 4.01 am porque arranco la jornada muy temprano con Empezando el día, mi programa radial. Ah, soy muy supersticioso también. Si me contás que las copas ubicadas en el centro de la mesa traen suerte, la pondré así toda mi vida. Trato de enterarme lo menos posible de esas cosas porque soy ultra supersticioso. No pasa por debajo de una escalera ni doy la sal en la mano. Ni nombro al bicho que se arrastra".

A pesar de que no tuvo problemas para referirse a sus tocs, Novaresio puso un stop cuando fue consultado por su vida sentimental: "¿Si estoy en pareja? Ahí paso, no es una tema que me divierta tocar en una nota. Por supuesto que alguna vez me enamoré y también sufrí por amor, como el que más. Y no me repuse. Del desamor no te reponés nunca. Lo manejás como podés, pero te aseguro que no te reponés".