Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Lola Latorre habló por primera vez y reveló por qué se separó de Jerónimo González Chaves

La hija de Diego Latorre y Yanina Arruza Latorre se sinceró ante la revista Gente a dos meses de terminar con su primer novio.

Pasado el duelo por la separación, Lola Latorre (21) se tomó con humor el rotundo cambio en su proyecto de vida, a casi dos meses de terminar su relación con Jerónimo González Chaves, con quien se había puesto de novio a sus 15 años, y ahora explicó el motivo de la ruptura.

"Hace un año decía que me iba a casar de vestido blanco e iba a tener hijos. Hoy… revolución", bromeó la hija mayor de Diego Latorre y Yanina Arruza Latorre.

En cuanto a los motivos de su separación de Jerónimo, su primer novio, Lola explicó en una entrevista con la revista Gente: "No voy a profundizar en los detalles de que pasó porque él no es conocido. No pasó nada grave y tenemos un buen vínculo, pero no hablamos nunca más".

Luego, agregó: "Creo que era momento de abrirnos a la vida para ver qué nos depara.... Vivir la vida solos".

"Las vueltas de la vida pueden hacer que vuelva con Jero o que aparezca otra persona. Hoy quiero crecer profesional y laboralmente, esa es mi prioridad. (…) A Jero le tengo cariño, pero no volvería con él hoy", cerró Lola Latorre.

LOLA LATORRE SE SINCERÓ RESPECTO DE SU SEPARACIÓN DE JERÓNIMO GONZÁLEZ CHAVES

"Estuvimos de novios desde que éramos chicos y no pudimos disfrutar de algunas cosas de estar solos. Tengo 21 recién cumplidos y tengo mucho por vivir. Siempre creí que sin él -metafóricamente- me moría. Es como que necesitaba todo el tiempo su figura. Está buenísimo tener una persona al lado que te impulse, pero siento que nunca me puse hacer las cosas 100 por ciento sola. Creo que a él también le pasó algo parecido asi que, claramente, separarnos era algo necesario para los dos", reflexionó sin pruritos Lola Latorre.

En ese mismo tono, Lola Latorre analizó la decisión que tomó de cortar con Jerónimo González Chaves: "Por un momento me daba miedo cortar la relación y pensaba: '¿Y si nunca más conozco a alguien que me enamore?'. Pero después entendí que tampoco es una obligación estar en pareja: tengo que poder estar sola y disfrutarlo. Si aparece alguien que me hace bien, me potencia e impulsa, genial: será bienvenido. Y, mientras no sea así, afrontaré todo sola y feliz".