Jorge Rial sorprendió a Romina Pereiro y reveló sobre su primera cita: "Me di cuenta de que le gusté porque…"

El periodista visitó a su mujer en Como todo y contó cómo se dio cuenta de que ella estaba interesada en él.

Rial sorprendió en Como todo a Romina Pereiro y recordó su primera cita

En el programa de cocina que conducen Mariano Peluffo y Jimena Monteverde todo transcurría con normalidad, hasta que recibieron una inesperada visita: Jorge Rial (57) pasó a saludar a su novia, Romina Pereiro (39), la nutricionista de Como todo en Net Tv. Y las confesiones románticas no tardaron en asomar.  

"Vine a saludar a mi mujer", se excusó el conductor de Intrusos, tras darle un tierno beso a la bella morocha. Feliz con la presencia de su colega en el programa, Peluffo le preguntó a Rial cómo fue el comienzo de su romance, blanqueado en agosto de 2017.  ¡Y Jorge sorprendió con sus declaraciones!

"Esto nació… Yo la mirada en Cuestión de peso, lo debo reconocer... Y ella tiene una sonrisa del carajo, cuando se sonríe te lleva puesto".

"Esto nació… Yo la mirada en Cuestión de peso, lo debo reconocer. Pero siempre miraba Cuestión de peso, porque me gustan los realities. Las historias de vida me interesan... Y ella tiene una sonrisa del carajo, cuando se sonríe te lleva puesto. Entonces, un día, a la noche, mirando una pregunta que Romina hace en Twitter, que no entendía a los hombres, yo le puse 'yo puedo contarte algo'", comenzó contando el periodista, con cierta picardía, para luego involucrar a Pereiro en la conversación.  

"Ella tiene arrastre, porque es una mujer hermosa, pero todos los que se te acercaban ¿qué te pedían?", le preguntó Jorge a Romina, y ella respondió: "El teléfono y una dieta". 

"En la primera cita fuimos a desayunar y me di cuenta que yo le había gustado porque me comió el budín de naranja. Lo comió sin pedir permiso".
Con dicha confesión, Rial marcó la diferente táctica que utilizó para acercarse y dar comienzo a su historia de amor. "Yo no le pedí nunca nada. Entonces, un día fuimos a desayunar y no nos separamos más. Fue un desayuno en una tienda de café muy concurrido. Pero me di cuenta que yo le había gustado porque me comió el budín de naranja. Lo comió sin pedir permiso... Estuvimos un ratito porque yo tenía que ir a trabajar", reveló el conductor, exponiendo la actitud de la morocha en su primera cita y que lo hizo pensar que entre ellos estaba todo bien. ¡Así lo era!  

Antes de cerrar el tema sobre el comienzo de su noviazgo, Jorge agregó: "Al principio nos veíamos una vez por semana, porque ella tenía a sus hijas Emma (4) y Viole (6), y yo tenía mi vida. No podíamos vernos. Tardamos bastante en encajar; después encajamos y ya está".