Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Guillermo Andino rompió en llanto al hablar de la muerte de la hermana de Carolina Prat: "Tenía todas las ganas de vivir"

El conductor se emocionó hasta las lágrimas hablando de su cuñada, Natalia, que falleció el fin de semana.  

Guillermo Andino se conmovió al hablar de la muerte de la hermana de Carolina Prat: "Tenía todas las ganas de vivir"

Luego de que Carolina Prat compartió la triste noticia de la muerte de su hermana, Natalia, le tocó a Guillermo Andino hablar en Es por ahí, su ciclo en América, del difícil momento familiar que viven. Así el conductor se refirió a la dura batalla que tuvo la mujer el último año de su vida.

“Es un tsunami que ha pasado por mi vida familiar este fin de semana. Y hablo de mi mujer, mis hijos y de mi suegra, que es como mi segunda mamá, porque el viernes por la noche falleció mi cuñada, Natalia. Tenía 43 años y todas las ganas de vivir”, empezó, mientras la voz se le quebraba por la emoción.

“Sin embargo, no pudo pelearle al cáncer. Un cáncer que comenzó en una mama, hizo metástasis en su hígado y no hubo medicina ni milagro que pudiera”, contó, sensibilizado. “Nati era la tía loca, como le decían mis hijos. Era la tía payasa, divertida, la que esperaban a que los visite en casa, con la que hacían los títeres, la histriónica, la que hablaba con mis hijos de todas sus problemáticas. Ella peleó mucho por tener sus propios hijos, pero lamentablemente no pudo lograrlo”, relató.

"Mi mujer, a quien admiro cada día más estuvo todos los días al lado de su hermana acompañándola, que es lo que mejor que uno puede hacer cuando una enfermedad es irreversible, como en el caso de Natalia".

“Quiero decirles que fue una leona durante un año y murió en la casa de Hernán, su pareja, que también la acompañó hasta último momento”, afirmó, para terminar destacando el rol que tuvo su esposa Carolina. “Quiero hacer párrafo especial para mi mujer, a quien admiro cada día más. Estuvo todos los días al lado de su hermana acompañándola, que es lo que mejor que uno puede hacer cuando una enfermedad es irreversible, como en el caso de Natalia”, aseguró el conductor.

"Perdonen estas lágrimas, pero ahora nuestra misión es cuidar a Alejandra, a mi queridísima suegra porque nadie está preparado para perder un hijo".

“Nosotros sabíamos lo que iba a pasar, no sabíamos cuándo pero ahora tenemos que cuidar mucho a mi suegra”, expresó, conmovido. “Así que quería decírselos porque todo lo que pasa por nuestras vidas lo venimos compartiendo con ustedes desde hace muchísimos años. Lo que nos pasa de malo hay que ser resilientes”, destacó emocionadísimo.

“Perdonen estas lágrimas, pero ahora nuestra misión es cuidar a Alejandra, a mi queridísima suegra porque nadie está preparado para perder un hijo”, cerró Guillermo Andino, sensibilizado por la muerte de la hermana de Carolina Prat.