Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El fuerte mea culpa de Evelyn von Brocke sobre su matrimonio con Fabián Doman: "Debí separarme 10 años antes"

La panelista de LAM se sinceró tras ver una entrevista en la que el padre de sus dos Cocó y Marc se refiriera a ella, a seis años del divorcio.

Evelyn von Brocke: "Yo debería haberme separado de Fabián Doman 10 años antes"

Días atrás Fabián Doman (53) le brindó una entrevista a Los Ángeles de la Mañana en la que Evelyn von Brocke (51) fue un tema obligado, y con una sonrisa el conductor de Nosotros a la Mañana afirmó: "Con ella ya casi no hablo porque nuestros hijos ya son grandes". A pesar de la cintura diplomática de Doman, a Von Brocke no le cayó nada bien lo dicho y los gestos del padre de Cocó (22) y Marc (19), y afirmó sin vueltas: “Yo debería haberme separado de él 10 años antes. Con el mayor respeto a mis hijos, que son lo más importante en mi vida”.

"Seguí por la familia, por el luchar por la familia me dejé olvidada. Me olvidé de mí. Yo me di cuenta de que me dediqué a un hombre, a una una familia y eso no está bueno".

Ante la pregunta de Ángel de Brito de por qué continuó con el matrimonio, Evelyn explicó: “Seguí por la familia, por luchar por la familia me dejé olvidada. Me olvidé de mí. Yo me di cuenta de que me dediqué a un hombre, a una familia y eso no está bueno. Uno tiene que dedicarse a una misma”. Acto seguido, describió cómo le cambió la vida después de dejar atrás a quien fuera su pareja durante 20 años: “En su momento bajé 12 kilos, volví a mi deporte. Yo fui atleta federada y representé a la Argentina y no hice más ni un deporte. Cuando me separé volví a hacer deporte, contraté a una personal trainer y no podía levantar una pierna”.

En ese momento, una colega indagó: “¿Doman te tenía en una jaulita y vos no podías hacer deporte?”. Con honestidad brutal, Evelyn reconoció: “No, fue una decisión mía. El sistema te va absorbiendo y termina él siendo la persona importante, la que va a trabajar y tener el cargo, y una va a acompañar. A una le van ofreciendo cosas y rechazando. Yo lo acompañaba, era la persona que le cerraba los contratos”.

“Yo lo hice con orgullo, estoy contenta de haberlo hecho por mis hijos. Fui mamá canguro, los llevaba a todos lados y a mí me encantó. Pero dejé de lado muchos trabajos que me hubiera encantado hacer por estar un poquito más en casa”.

Más tarde, la campeona juvenil de kayak y handball enfatizó su sacrificio: “Yo lo hice con orgullo, estoy contenta de haberlo hecho por mis hijos. Fui mamá canguro, los llevaba a todos lados y a mí me encantó. Pero dejé de lado muchos trabajos que me hubiera encantado hacer por estar un poquito más en casa”. En retrospectiva, la periodista justificó sus fuertes dichos: “Yo me aburrí… Será porque hoy tengo un matrimonio tan divino, tan lindo que veo un resurgir y tal vez Fabián no era la persona para mí en mi vida”.

Al final, Evelyn von Brocke les dio una sugerencia las mujeres para detectar cuándo el cuerpo dice basta en relación a un vínculo de pareja: “Yo les digo que no hay que escuchar el corazón, sino a la panza. Cuando te da dolor de panza, andate, gordita”.