Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Facundo Arana y la decisión de Cabré de usar un doble en escenas de sexo: "Yo no lo necesité, pero hay que respetarlo"

El actor de Pequeña Victoria habló de las escenas amorosas y de los cuidados que piden algunos actores.

Facundo Arana opinó de la decisión de Cabré de tener un doble en algunas escenas de sexo
Facundo Arana opinó de la decisión de Cabré de tener un doble en algunas escenas de sexo

En la antesala del estreno de Tu parte del trato, Nicolás Cabré contó que para escenas puntales de sexo o de mayor exhibición corporal le pidió, en este caso a Polka, que le pongan a un doble.

"Hay un doble. Odio esas escenas, hay cosas que a mí me resultan incómodas y en Polka lo saben. Tengo la suerte de estar ahí que saben hasta dónde llego. Para algunas cosas y algunos planos en los que no es necesario que esté… Porque he hecho de todo, desnudos en teatro y cine, pero hoy teniendo una hija me da pudor y no es mi perfil ni donde me siento cómodo", había dicho el actor.

"Yo no lo tuve hasta hoy, pero Nicolás se siente incomodo con una escena o piensa que puede hacerlo con un doble, me parece bien. Estamos hablando de respeto".

Sin embargo, Pablo Echarri no creyó en su relato: "Cabré miente cuando dice que usa dobles, es una mentira burda solamente para escapar de la pregunta. No, no utilizamos doble porque los canales no te los pagan", dijo divertido en Ahora quién podrá ayudarnos, de Radio Con Vos.

Consultado por el tema, y tras protagonizar una amorosa y apasionada escena de sexo con Mariana Genesio Peña en Pequeña Victoria, Facundo Arana bancó la postura de Cabré, pese a que hasta el momento nunca recurrió a un doble de ficción para interpretar alguna escena que lo incomode.

"No lo tuve hasta hoy, pero Nicolás tiene muchos años de oficio y si en algún momento uno se siente incomodo con una escena o piensa que puede hacerlo con un doble, me parece bien. Estamos hablando de respeto", argumentó el actor en Por si las Moscas.

Luego, agregó: "En los últimos años me ha pasado que para las escenas de sexo nos han pedido un nivel de entrega superlativo. Yo no lo necesité, pero si lo hubiera necesitado, no me parece mal. Si uno va con respeto y uno tiene claro sus limites, cómo no lo vas a poder hacer… Además, de todas las escenas que ha hecho Nicolás, nunca escuché otra cosa que buenos comentarios".