Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El duro relato de Karina sobre el bullying que sufría en la escuela: "Me pegaban en el baño por no ser canchera"

La jurado de Cantando 2020 habló de la cruda adolescencia que le tocó vivir, atacada por sus compañeras.

El duro relato de Karina sobre el bullying que sufría en la escuela: "Me pegaban en el baño"

Invitada en Pampita Online, Karina La Princesita ahondó en un capítulo de su vida que prefiere dejar atrás: su adolescencia. Porque la jurado del Cantando 2020 contó que al comenzar la secundaria padeció bullying por parte de sus compañeras. 

“Yo en su momento me sentí muy desprotegida”, recordó la cantante, señalando a las autoridades de la escuela siendo que ella, a diferencia de otras chicas que callaban, hablaba de lo que le pasaba. 

“No me prestaban mucha atención. No había soluciones y cada vez se ponía peor. A mí me llegaron a pegar en el baño y cuando entraba recibía agresiones muy fuertes”, reveló.

“No me prestaban mucha atención. No había soluciones y cada vez se ponía peor. A mí me llegaron a pegar en el baño".
Consultada por Pampita por cuáles piensa que eran los motivos por los cuales se la agarraban con ella, la artista dijo que no lo sabía puntualmente: “Tal vez porque me veían diferente. En ese momento, tal vez, la chica que no decía malas palabras o no fumaba en la esquina era una tonta”. 

“No eras canchera”, intervino Ardohain. A lo que Karina asintió: “Tal cual. Y en vez de decírmelo, me lo hacían saber de otra manera...”. 

En otro orden de cosas, La Princesita rememoró que entre otros desplantes que le hacían sus pares, muchas veces no la dejaban sentarse y la obligaban a buscar una silla fuera del aula. “Entrabas y si había un asiento libre, ponían las mochilas... Y han dicho cosas muy terribles que no se pueden decir en televisión. Y yo tenía...12 años, 13, era chica”, señaló. 

"Me veían diferente. En ese momento, tal vez la chica que no decía malas palabras o no fumaba en la esquina era una tonta”.
“Los chicos vemos a veces que los grandes están tratando de salir adelante, trabajar y darte lo mejor y es como que “bueno, antes de traerle otro problema... me callo”, avanzó Karina, que aseguró que ella no lo hablaba tanto en su casa pero sí en el colegio. 

“No sé cómo habrá sido para ellas. Quizás no las traumó, a mí sí. No hablé con todas, pero la mayoría me pidieron disculpas y es como que sané”, aseguró, finalmente, consciente de la importancia de darle visibilidad a este tema que tanto dolor genera en chicos y chicas a esa edad tan crucial.