¡Cuestionario Sexy de Ciudad.com! Toti Pasman: "Lo que más me elogian en la intimidad son mis besos y mi cola"

El periodista deportivo contó como lidia con la paternidad y la soltería, los “tiroteos” que recibe en las redes y por qué cree que todo hombre debe ser "gauchito con su china". 

Toti Pasman: "Lo que más me elogian en la intimidad son mis besos y mi cola"
Toti Pasman: "Lo que más me elogian en la intimidad son mis besos y mi cola"

Se define como “conservador” a la hora del sexo. Pero ojo: que la hinchada femenina no deje de alentarlo. En el último minuto Toti Pasman (42) clavará un comentario que festejarán como si de un gol en un superclásico se tratara. Un secreto que guardan los tímidos, como confiesa que fue en su adolescencia. ¿La clave para la satisfacción de una mujer? “Ser gauchito”, asegura con la misma contundencia que da sus opiniones sobre jugadores, técnicos y equipos.

En un descanso de su ardua rutina laboral en radio (Wake up de 7 a 9 horas por FM Delta 90.3 y en La Red AM 910) y televisión (en cable en A24 y en aire con América Noticias y El Show del Fútbol), el periodista se atrevió al Cuestionario Sexy de Ciudad.com: habló de la chica que fue su maestra en su primera vez, la que se robó su corazón y la que se convirtió en su enfermera privada. Y también la conquista en tiempos de tweets y likes, el levante menos pensado entre góndolas y changuitos y ¡la elección que lo coronó como el periodista deportivo más sexy de todo un Mundial!

1) ¿Cómo fue tu primer beso? ¿Cómo recordás tu primer noviazgo?

-Fue bailando un lento en Pinamar a los 14 años. De adolescente era muy tímido y me solté de grande. Fue algo que surgió. En esa época estaba la chica que te ponía un espacio mientras bailabas y estaba la que te abrazaba y ésa era su forma de darte el pie. El beso se dio después de bailar varios lentos con la misma chica y de ver que nos gustábamos. Fue un amor de verano. 

"La primera vez fue con una chica que me gustaba. La conocí en un boliche, salimos y fue mi primer encuentro con el sexo. Ella tenía experiencia y eso hizo que todo mucho más fácil. Ella fue la que me llevó y fue una fenómena. Me enseñó las cosas que tenía que aprender y estuvo bueno. Creo que fui buen alumno. ¡Soy de aprender rápido!".

Mi primera novia oficial, más allá de algún amorío que tuve, fue con la mamá de Cande, mi primera hija. Cuando era adolescente tenía éxito con las minas, pero estaba enfocado en el deporte, competía en tenis y jugaba mucho al fútbol. Competía en todos los torneos y además mi viejo me tenía cagando (risas). De los 15 a los 17 años estaba con el freno de mano puesto. Me encantaba salir con mis amigos, pero no era el pibe que siempre estaba de novio. Esa locura me agarró de más grande. En esa época no había WhatsApp ni Facebook y había que poner unos huevos tremendos para llamar por teléfono a lo de la mina y que te atiendan los viejos.

2) ¿Cómo fue tu primera relación sexual?

-Tendría 17 años y fue con una chica que me gustaba. La conocí en un boliche, salimos y fue mi primer encuentro con el sexo. Ella tenía experiencia y eso hizo que todo fuera mucho más fácil. Ella fue la que me llevó, una fenómena. Me enseñó las cosas que tenía que aprender y estuvo bueno. Creo que fui buen alumno. ¡Soy de aprender rápido! (risas). En mi familia nunca me hablaron de sexo, por ejemplo. Mi viejo era ingeniero, chapado a la antigua, llegaba de laburar, se tomaba su whiskicito y a las 9 teníamos que estar sentados en la mesa. Jamás se tocó el tema. Ahora tengo una hija de 18 años y Benja, mi hijo de 2 años y medio, y trató de hacer justamente lo contrario. Con mi hija trató de estar cerca y de hablar de todo. Cuando ella tuvo su primera clase de educación sexual en el secundario, vino, me contó todo y me quede tranquilo de que la tenía clarísima. Trato de ayudarla en lo que pueda.

3) ¿Qué actitudes te ponen de buen humor a la hora del sexo y cuáles son las que te deserotizan?

-Me pone bien cuando tu pareja es cariñosa, cuando piensa en vos, si te mima. Pequeñas cosas como si te prepara la comida que te gusta. No soy muy exigente, pero me seduce que mi pareja esté atenta a las cosas que me gustan. Disfruto del ritual de cocinar, de tomar un rico vino, me gusta preparar un buen asado. Lo que me saca las ganas son las discusiones, cuando hay mala onda y empezás a discutir con la otra persona por pelotudeces. En esos momentos me pongo de muy mal humor y optó por ponerme en la otra punta de la cama y chau. No me engancho, me doy vuelta en la cama y hasta mañana, no me cuelgo en la pelea. Me ha pasado, sobre todo cuando era más chico, de resolver las diferencias en la cama “con el látigo”, como suele decirse. En este momento de mi vida, me dedico a mis dos hijos y a mi laburo. Cuando algo no me gusta, cierro la puerta y digo "chau". No me engancho en la locura del otro, más allá de que yo tengo mi locura.

"Me pasó que estar en la cola de un supermercado y que una mina en una góndola me sonría. Son cosas que te das cuenta, no hace falta mucho más para saber cuando hay onda con una mina".

4) ¿Cómo hacés para conocer a alguien? ¿El Whatsapp, Facebook o Twitter son aliados para el levante?

-Por las redes sociales tuve oportunidades de chicas que te empiezan a seguir, pero no es una vía que utilice. Me gusta conocerla en persona más que por Twitter o Instagram, aunque tampoco me niego a esa posibilidad. No estoy en una etapa de mi vida salidora, pero me ha pasado de que se dé en lugares insólitos, donde menos lo esperaba, como pegar onda con alguien en la cola de un supermercado. Un amigo siempre me decía, cuando salíamos de más chicos, que había que encontrar la mirada cómplice. Me pasó de estar en la cola de un súper y que una mina en una góndola me sonría. Son cosas que te das cuenta, no hace falta mucho más para saber cuando hay onda con una mina.

5) ¿Fuiste infiel? ¿Te tocó ser el engañado?

-He sido infiel y obviamente que no está bueno. Cuando me tocó ser infiel no lo pasé bien, pero creo que las cosas pasan por algo. Tampoco soy un infiel serial, pero creo que si uno no quiere comprometerse al 100% con una persona, por algo es. Calculo que sí me han sido infieles, como bien dice la frase que "de los cuernos nadie se salva". Seguro lo habré sido, pero no me enteré. No soy de los que revisan el teléfono de la otra persona, por ejemplo. Cuando noto desinterés del otro lado, me abro y punto. No me doy mucha máquina. Somos grandes y si no querés estar conmigo, andá con otro que yo me busco a otra o me quedo solo. No me hago mucha historia. Tengo amigos y una familia espectacular, pero hoy por hoy no me vuelvo loco por una calentura.

"¡Cuando era chico me encantaba Mónica Gonzaga! De las argentinas, Isabel Macedo me parece muy mona. No solamente las morochas me van. Ojo que las rubias también me gustan mucho como por ejemplo Evangelina Anderson".

6) ¿Quién era tu amor en la adolescencia y qué famosa te parece sexy ahora?

-¡Cuando era chico me encantaba Mónica Gonzaga! De ahora me parece interesante Penélope Cruz, que es muy linda. De las argentinas, Isabel Macedo me parece muy mona. No solamente las morochas me van. Ojo que las rubias también me gustan mucho, como por ejemplo Evangelina Anderson.

7) ¿Alguna vez te avanzó un hombre?

-Tengo mucho éxito con los chicos por las redes sociales, por ejemplo. Una anécdota que me pasó una vez fue llegando a Estados Unidos: hice el check-in en el hotel y cuando llegué al cuarto, después de dejar las valijas, a los 2 minutos me tiraron una tarjetita debajo de la puerta. Me dije “uy, soy un ganador ¡y recién acabo de entrar!”. La leí, estaba escrita en inglés, decía algo así como que era muy dulce y estaba firmada por un pibe. ¡Me quería matar! También en el Mundial de Alemania 2006 la comunidad gay argentina me eligió el periodista deportivo más atractivo. Segundo quedó mi amigo Martín Liberman y yo lo jodía diciéndole que “la tenía adentro” (risas). Otra que me contó un amigo es que había una gigantografía mía en un boliche que se llama África, al que va mucha gente gay.

8) ¿Cuál es tu ropa de batalla y cuál la que preferís en ella?

-Yo soy simple, sólo boxer y nada más en la intimidad. En ella puede ser lindo un juego de lencería o un shortcito. Incluso se puede ver sexy con un pullover o con cualquier cosa que le quede bien. Tuve mi época de comprarle lencería o ropa en general a mi pareja y soy muy bueno, siempre la pego. ¿Disfraces? Me ha tocado que se disfrace mi pareja del momento, pero en realidad soy bastante conservador en el sexo. Me gusta tener relaciones en la cama y a dormir, nada demasiado estrambótico. El disfraz de enfermerita es un clásico, pero fue algo que surgió de la otra parte, más que algo mío.

"Para mí un orgasmo es comparable a gritar un gol, o sea es algo muy lindo. En una época me gustaba dar muchas primicias en el laburo y eso lo sentía como si fueran orgasmos. La mejor recomendación que le puedo dar a un hombre para satisfacer a una mujer es que sea gauchito".

9) ¿Qué es lo que más te elogian en la intimidad?

-Una de las cosas que más me elogian es que soy un buen besador. Físicamente les gusta mi cola y también mis piernas. Y en general lo que más me elogian son mis ojos.

10) ¿Cómo es un buen orgasmo? ¿Cuál es tu consejo para el hombre que quiere hacerle pasar un buen momento a su chica?

-Para mí un orgasmo es comparable a gritar un gol. O sea, es algo muy lindo. En una época me gustaba dar muchas primicias en el laburo y eso lo sentía como si fueran un orgasmo (risas). La mejor recomendación que le puedo dar a un hombre para satisfacer a una mujer es que sea gauchito.