La conmocionante llegada de Claudia Villafañe a la casa de Diego Maradona: "Bajó corriendo con Dalma y Gianinna"

En Noticiero Trece un vecino del country de Tigre donde vivía el Diez relató el desesperado arribo de su familia.

La noticia de la muerte de Diego Maradona, a los 60 años y a causa de un paro cardiorrespiratorio, en circunstancias que investiga la Justicia de oficio, causó conmoción en sus seres queridos. Más allá de las fuertes diferencias personales que tuvieron en vida y por las que se enfrentaron en Tribunales, Claudia Villafañe (58) fue de las más afectadas.

El fallecimiento del padre de sus dos únicas hijas, Dalma (33) y Gianinna (31), encontró a la participante de MasterChef Celebrity en un día libre de grabaciones, por lo que pudo llegar de inmediato a la casa que Maradona habitaba en un barrio cerrado de Tigre.

A menos de una hora de que la información sobre el deceso del Diez haya explotado en los medios y las redes sociales, un vecino de Diego relató en Noticiero Trece cómo había sido el arribo de Villafañe al lugar. “Claudia se bajó (del auto) corriendo, con Dalma y Gianinna, obvio”.

La escena se completaba con una docena de ambulancias presentes y un importante operativo policial para contener la situación.

Más allá de que a los ojos del mundo la relación Claudia y Diego era nula, o de enemistad absoluta, en la víspera del cumpleaños de su papá, Dalma Maradona había relatado en LAM quizá el último diálogo de sus padres, a raíz de la polémica serie biográfica que produce Amazon.

“Con respecto a los puntos (que habría pedido Diego), mi mamá habló un montón con mi papá sobre eso. No los pidió él. Había algunas cosas que mi papá no sabía. De hecho, cosas que dicen de mi abuelo, que son súper graves y obvio que son falsas. Me parece bien que mi mamá haga saber (que es mentira) y que lo haya llamado a mi papá para decirle y que hayan tenido esa charla. Que no terminó a los gritos, ni nada como dijeron. Había un montón de cosas de las cuales mi papá no estaba informado. (...) Hay algo que no cierra, pero es una incomunicación que ya sabemos perfectamente de dónde viene y para qué. Es agotador”, había detallado Dalma sobre la cordial conversación que habían mantenido hace poco sus papás, Claudia Villafañe y Diego Maradona.