Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Chino D'Angelo contó las 'prohibiciones' que le puso su joven novia: "No puedo poner like en Instagram"

El humorista de ShowMatch habló de su relación a la distancia, entre Buenos Aires y Mar del Plata, con la extenista Florencia Galdo.

Las insólitas condiciones que le puso al Chino DAngelo su joven pareja: No puedo poner like en Instagram
Las insólitas condiciones que le puso al Chino DAngelo su joven pareja: No puedo poner like en Instagram

A tres años y medio de iniciada la relación con Florencia Galdo (22), el Chino D’Angelo (43) de ShowMatch blanqueó la crisis que ambos están atravesando juntos, pero a la distancia. Es que si bien tanto el vínculo como el amor continúan intactos, lo cierto es que la joven abandonó su carrera profesional como tenista, perdió el hogar que tenía en el Cenard y se volvió a vivir a Mar del Plata a la casa de sus padres.

“Tratamos de vernos cada 15 días y por lo general viene ella. O voy yo en la semana. Es difícil la organización porque soy papá de una nena de 10 años y tengo los días de visita programados”, afirmó el humorista en diálogo con la revista Pronto. Luego, el Chino aclaró: “Estamos mensajeándonos todos los días, diciéndonos cosas lindas para sentirnos más cerca”.

Además, el conductor explicó por qué no conviven en Buenos Aires: “No le propuse de vivir juntos porque me parece que ella es joven y tiene mucho por crecer todavía. Además, es fácil tener 20 años y vivir en una casa que no es tuya. Hay que aprender lo difícil que es llegar a tener la casa propia, conseguir un trabajo y mantenerse. Esas cosas hay que vivirlas”.

Al final, el Chino D’Angelo se quejó de los celos de Florencia Galdo: “No puedo ponerle like a nadie en Instagram, no puedo seguir en redes a chicas que ella no conozca, no puedo tener amigas de toda la vida… ¡Nada! Es una cosa de locos. Ella tiene 22 y yo 43, no puede estar celosa de mí, tendría que ser al revés. Se debe pensar que soy un sexsymbol. Soy su primer novio y tiene mucho que aprender todavía. Ella no me da motivos para desconfiar”.