Depilación femenina, toda una estética interior - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Depilación femenina, toda una estética interior

 Depiladísimas, rapadas o al natural ¿cuál es tu look preferido?

Reunión de mujeres, cuándo no. Rápidamente la conversación sobre el encaje vs el algodón atravesó la tela y pasamos al sector depilación. Es que sobre gustos no hay nada escrito, pero entre mujeres es dificilísimo ponerse de acuerdo. Tatiana propuso tres grandes grupos, como para empezar a entendernos y debatir sobre bases sólidas: peladas a cero, rapadas, selva al natural.

Estamos de acuerdo en que el "rapado" admite múltiples graduaciones. Dolores resultó partidaria de un rapado casi al ras con mucha prolijidad. Tatiana aseguró que para ciertas ocasiones no hay nada más efectivo que pelarse a cero. Vanesa dijo que para ella se trata de diseñar una buena línea de cavado y el resto que crezca tranquilo. La selva al natural no tuvo ninguna partidaria. Y nadie votó por diseños kitsch como corazones y nubecitas.

En eso estuvimos todas de acuerdo. Otro tema fue la depilación profunda. Esto es cosa seria porque llega hasta los confines del universo, del lado de adelante y del lado de atrás. Mucho dolor, mucho dolor. A lo mejor, dijo Tatiana, para la noche de bodas. O para el desnudo en Play Boy.

Pero en eso Dolores se animó a contar que una vez lo hizo y no le dolió tanto (seguimos hablando de la depilación). Luego se hizo un silencio. Entretanto yo pregunté por la opción caballero rasurado. Una vez más, no hubo caso en ponerse de acuerdo: Tatiana dijo que a ella no le agradaba ver medidas cosméticas en sus hombres.

Pero Dolores votó que sí y aseguró que no solamente es más prolijo y agradable, sino que además tiene la fabulosa ventaja de hacer ver las cosas más grandes "porque sacás la mata que tapa el tronco". Vanesa se quedó mirando con los ojos extra abiertos, pero sin decir nada. Asumo que fue una abstención.

Dejamos pues de lado la estética interior masculina, para cuya votación no hubo quórum. Tenemos entonces una tendencia débil que favorece entre las féminas la opción "menos pelo" antes que la alternativa "mucho pelo".

O estamos completamente equivocadas. Señores ¿ustedes cómo las prefieren y por qué? Mujeres ¿hasta dónde están dispuestas a sacar y por qué? ¿y ellos, vale depilarlos?

TE PUEDE INTERESAR