Magui Bravi, una diosa de exportación: "Al principio se burlaban porque no tengo el sex appeal de las paraguayas"

La ex Soñando por Bailar la rompe en el ciclo Baila conmigo, de Paraguay. En nota para la revista Gente, sorprendió con detalles de su nueva vida y reveló por qué elige provocar en redes sociales con sus selfies más hot.

Magui Bravi (27) sabe cómo utilizar su -escultural- cuerpo para destacarse, a la par de sus dotes artísticas en Baila conmigo, la versión paraguaya del local ciclo de Marcelo Tinelli.

Magui blanqueó estar en crisis con Octavio, su pareja: "Estoy de novia hace cinco años, pero ahora no estamos en el mejor momento... Estoy un poco confundida".

La morocha surgida de Soñando por Bailar se quedó con las ganas de formar parte del Bailando 2014, pero emprendió nuevos proyectos en el país vecino: "Estoy a cargo de una academia en Paraguay. Muchos creen que el mundo se acaba en ShowMatch".

Figura excluyente en tierras guaraníes, Magui contó a la revista Gente: "Cuando llegué se burlaban, porque no tengo el sex appeal de las paraguayas. No soy ni alta ni hiper pulposa. ¡Y sí, soy chiquita! Me dicen despectivamente 'la argentinita'. Pero no pasa nada". También, explicó el motivo de sus infartantes selfies: "Las hago porque de esa manera tengo mucha repercusión en las redes sociales. Tanto en Instagram como en Twitter la respuesta es inmediata y masiva. Y eso genera trabajo. Es una manera de publicitarme".

En cuanto al amor -¡atención, muchachos!- la bailarina blanqueó estar en crisis con Octavio: "Estoy de novia hace cinco años, pero ya hace un tiempo largo que vamos y venimos. Ahora no estamos en el mejor momento... Estoy un poco confundida. Hoy recibo muchas propuestas, pero por ahora les digo a todos que no".