Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Verónica Ojeda luce su nuevo cuerpo con 25 kilos menos: "Diego dice que me ama, pero que no puede estar conmigo"

A diez meses de haber dado a luz a Dieguito Fernando, la ex de Maradona muestra su renovada figura y habla de la relación con el papá de su hijo. Las fotos de Gente.

"Durante el embarazo engordé 30 kilos. Sentía que la panza me llegaba hasta las rodillas. Entonces me contacté con el doctor Aníbal Lotocki y me hice un par de retoques: me hice una lipoescultura de abdomen y cintura para eliminar y corregir los excesos de tejido graso que tenía bajo la piel, los muslos, las rodillas y los brazos. También aproveché para hacerme una dermolipectomía, que te deja el abdomen plano y elimina el tejido sobrante que queda tras el embarazo".

Pasen y vean a la nueva Verónica Ojeda (35). La mamá de Dieguito Fernando. La ex de Maradona. La mujer que más amó a Diego Armando, según palabras de Don Diego, el padre del autor de la Mano de Dios.

Su renovada figura, post embarazo, tiene 25 kilos menos. "Me faltan cinco para estar como antes", remarca ella, balanza mediante. Diez meses pasaron del nacimiento de su hijo, ese niño que le dio más sentido a su vida, y que la ayudó a sobrellevar la traumática separación de Diego, en plena dulce espera. "Creo que él no se dio cuenta de mi amor hacia él... Pero en estos 16 meses que estuvimos separados pasaron muchas cosas y yo me las banqué sola. Tuve un embarazo muy difícil, perdí un hijo (iban a ser mellizos, pero a los cinco meses de gestación se interrumpió el desarrollo de la beba), tuve presión alta, ataques de pánico y muchas cosas más...", le cuenta Verónica a la revista Gente, para quien posó por primera vez en bikini, después de haber sido mamá.

"No tengo esperanza de volver con Diego. En realidad, no quiero. Mi historia con él va a seguir, porque es el padre de mi hijo, y por eso procuramos tener muy buena relación. Pero mi amor no es el de antes. Aunque él siempre me dice que me ama, también me dice que no puede estar conmigo. Nunca me dijo: 'Se acabó el amor'. Pero sé que hay gente que no le perdona que haya vuelto a ser padre. A esas personas les pesa más que haya tenido otro que ande con cualquier mujer", sentencia Ojeda. Pero cuando le preguntan si se refiere a Dalma y Gianinna, tira la pelota afuera: "No voy a hablar de las hermanas de mi hijo. Aunque ellas todavía no lo conocen, y sé que mucho no me quieren".

Sobre Maradona como papá, Verónica dice que "siempre que pisa Buenos Aires, viene a ver a su hijo. Incluso festejamos juntos los seis meses de Dieguito con una cena íntima en casa. ¿Si me mudaría con mi hijo a Dubai en caso de que él me lo pida? Mi vida está en Argentina. No tengo nada que hacer en Dubai. Pero no tengo problemas en llevarle a Dieguito cuando sea necesario. Además, tengo visa para entrar y quedarme allá todo el tiempo que quiera. ¿Por qué no voy? Porque Diego no me firma la autorización para que mi hijo pueda salir del país. No puedo irme a Dubai, Miami, a Uruguay ni a Brasil de vacaciones".

La renovada Verónica Ojeda dice estar sola, "sin ganas de estar con nadie por el momento", aunque los rumores indiquen que hay un pretendiente dando vueltas. "Estoy enamorada de mi hijo", cierra ella.