Gabriel Rolón, molesto con Telefe por el cambio de horario de Historias de diván: "Por dignidad, yo lo hubiera levantado del canal"

El licenciado, en cuya obra está basada la miniserie, escribió duros tweets por los retrasos en la hora de comienzo.

Gabriel Rolón, enojado con Telefe. (Foto: archivo Web)
Gabriel Rolón, enojado con Telefe. (Foto: archivo Web)

"Si por mí fuera, mi obra no estaría en un canal que le falta tanto el respeto a un producto tan noble y a sus muchísimos espectadores".

La televisión en tiempos de rating genera cambios abruptos en su programación, y ningún producto está exento de eso cuando lo económico manda.

Un producto que sufrió cambios fue Historias de diván, que se anunció para los sábados a las 23.45 horas, debutó el 6 de abril a la medianoche, en mayo comenzó a retrarse más minutos su salida al aire, y finalmente el sábado 25 terminó arrancando a las 0.26, luego de la película Marley y yo (que reemplazó a Todos contentos y bastante locos, el ciclo de entretenimientos que conducían Leo Montero y Zaira Nara, y que fue levantado por bajo rating tras 6 programas al aire).

"El tema de Historias de diván tiene que ver con el maltrato a los espectadores que implica tenerlos media hora de más mirando lo que no quieren por no cumplir el horario, con la falta de apoyo al producto que, a pesar de eso, sigue midiendo muy bien gracias a la gente".

Ante estos cambios, Gabriel Rolón, responsable del libro que le dio vida a la ficción (cuyo promedio de rating en mayo es de 4.6 puntos), expresó su molestia en Twitter con un fuerte cuestionamiento a las autoridades de Telefe.

La miniserie está coproducida entre Canal 10 de Uruguay y el productor argentino Yair Dori, a quienes mencionó en sus mensajes: "No sé hasta cuándo Yair Dori (que es un caballero) seguirá tolerando la falta de respeto de @telefecom. Por dignidad, yo lo hubiera levantado ya del canal. Porque no todos tienen el cuidado y el respeto que nos ha brindado @canal10Uruguay", comenzó diciendo.

Luego agregó: “Para quienes consultan, por lo que sé, no van a levantar Historias de diván, aunque si por mí fuera, mi obra no estaría en un canal que le falta tanto el respeto a un producto tan noble y a sus muchísimos espectadores. Muchas gracias a todos”.

Para cerrar, amplió su argumento. “El tema de Historias de diván tiene que ver con el maltrato a los espectadores que implica tenerlos media hora de más mirando lo que no quieren por no cumplir el horario, con la falta de apoyo al producto que, a pesar de eso, sigue midiendo muy bien gracias a la gente. No me gusta que se le falte el respeto a quienes se interesan por cualquiera de las cosas que yo haga”, comentó.
 

ACLARACIÓN TRAS LA REPERCUSIÓN MEDIÁTICA
Luego de que sus tweets tomaran repercusión mediática en varios medios, Rolón aclaró: "Leí en algunos portales acerca de mi supuesta 'furia' con . Aclaro que no es así. No hay nada tan importante en la TV como para justificar mi furia. Lo mío es solo una cuestión de principios. Una búsqueda de respeto al público y a la obra. En lo personal no me siento afectado ya que no me une al canal ni vínculo profesional ni humano. Dicho lo cual, para mí es tema cerrado. Gracias y sigamos como hasta ahora, con intercambios más hijos de la inteligencia".

"La imposibilidad de transmitir matices del Twitter parece ser q me ha convertido en un hombre furibundo. Y encima por un programa de TV. Me causa mucha gracia; se puede pensar sin enojo...", cerró Rolón.