Ciudad Magazine

Notas Top

Carla Peterson, a un mes de ser mamá: "Cuando conocí a Martín estaba triste, él me puso contenta y tranquila"

La actriz habló en Clarín Mujer de su relación con el economista Lousteau, su embarazo de ocho meses y la maternidad. ¡Se viene el bebé!

Carla Peterson, embarazada de ocho meses. (Foto: Jennifer Rubio y archivo Web)
Carla Peterson, embarazada de ocho meses. (Foto: Jennifer Rubio y archivo Web)

Tiene 38 años y está a punto de ser madre, según la fecha pautada, en menos de un mes.

"Estaba en los planes irnos de viaje, tener un hijo, comprar una casa. Y llegó todo junto"

Carla Peterson pasa un momento único y así lo demuestra en una entrevista íntima con María Laura Santillán para Clarín Mujer.

"Para mí va a tardar más (en nacer). Cuando me dijeron la fecha (24 de enero), la olvidé. No hice curso de pre parto porque intenté en Estados Unidos, pero se largó a nevar", relata la futura mamá primeriza, que estuvo viviendo 4 meses en el país del norte junto a su ahora esposo, Martín Lousteau.

Todo entre ellos se dio bien rápido. "Estaba en los planes irnos de viaje, tener un hijo, comprar una casa. Y llegó todo junto", explica la actriz. Y sobre su relación con el economista, dice: “Cuando lo conocí a Martín estaba trabajando mucho, cansada, con una de esas gripes que te voltean. No sabía que lo iba a ver. Nos querían presentar, lo evitamos. Cuando lo conocí estaba triste, había pasado momentos difíciles. Él me puso contenta y tranquila”.

“Martín me encanta físicamente, es lindo. La sonrisa me encanta, y es inteligente, pero con eso solo no hacemos nada. Sabe estar en pareja, entonces es más fácil. Te puede explicar, divertir, llevar, es curioso, perfeccionista”.

“Me encanta físicamente, es lindo. La sonrisa me encanta, y es inteligente, pero con eso solo no hacemos nada. Sabe estar en pareja, entonces es más fácil. Te puede explicar, divertir, llevar, es curioso, perfeccionista”, cuenta una enamorada Peterson.

La actriz también habló de los cambios físicos de su embarazo, que ya transita el octavo mes: "El chico es flaco como la madre. No estoy con el hambre de la embarazada, al revés. Me empecé a aburrir de comer. A mí me gusta mucho comer y pensé que esto iba a ser un camino de ida, que en este estado iba a ser peor. Siempre me cuidé mucho. Mi programa favorito es cocinar, juntarme a comer con amigos. Hago mucho deporte para poder comer todo lo que quiero".