Conocé los mitos y verdades sobre el huevo

 Tradicionalmente ha sido símbolo de fertilidad y vida en muchas culturas, incluso se le ha relacionado con aspectos religiosos.

Conocé los mitos y realidades sobre el huevo
Conocé los mitos y realidades sobre el huevo

Muchos mitos y leyendas han rodeado la imagen del huevo en las civilizaciones de todos los tiempos. Las tribus antiguas se alimentaban de los huevos de animales salvajes que ocasionalmente encontraban durante sus correrías.

Luego hacia el 2500 antes de nuestra era, la domesticación de las aves hizo más cercano y accesible la obtención de este apreciado alimento.

El huevo tradicionalmente ha sido símbolo de fertilidad y vida en muchas culturas, incluso se le ha relacionado con aspectos religiosos como la resurrección, es por ello que en los rituales como la Pascua y el Año Nuevo se regalan huevos de chocolate o decorados con motivos atractivos que simbolizan el renacimiento de la vida.

Los de gallina son los más comunes, populares y económicos; sin embargo, existen otras aves cuyos huevos también son consumidos, entre ellos están la codorniz, el pato, la oca, la pava, al avestruz y otros.

Cabe resaltar que es un alimento altamente recomendable, pues posee un gran valor nutricional a pesar de los falsos mitos que se han creado las personas, quienes restringen su consumo por su alto contenido el colesterol.

Sobre este tema existen muchos estudios, cuyas conclusiones tienden a ser más positivas que negativas, y por ello que se ha ratificado que es un alimento muy beneficioso para la salud.

Si bien está comprobado que la yema tiene un considerable contenido de grasa, hay que comprender a qué tipo pertenece y cómo influye sobre la formación de colesterol.

Se calcula que de los casi 3 gramos de grasa presentes en el huevo, 2 de ellas son insaturadas y sólo una es saturada. En este sentido es bueno recordar que las grasas monoinsaturadas contribuyen a elevar el colesterol bueno.

De hecho la Organización Mundial de la Salud lo ha señalado como un alimento recomendable, ya que contiene proteínas con patrón de aminoácidos, nutrientes necesarios para la salud.

Esto quiere decir que una persona sana y que sigue una dieta equilibrada puede consumir hasta 7 huevos semanales tranquilamente.

Dato importante: antes de ser consumido es recomendable que se asegure que la cáscara esté limpia y sin fisura. Lávese bien las manos antes de manipularlos y para evitar salmonelosis. Los niños, mujeres embarazadas y personas mayores deben consumirlo bien cocido.