Aprendé cómo eliminar el sarro y blanquear tus dientes

 Además de ser un problema estético también genera otras complicaciones como las caries. 

Aprendé cómo eliminar el sarro y blanquear tus dientes
Aprendé cómo eliminar el sarro y blanquear tus dientes

El sarro o placa dental es la acumulación de alimentos que posteriormente se transforman en bacterias, formando una película suave, pegajosa y casi invisible que se va almacenando en los dientes
naturales o postizos, lengua y encías, desencadenando varias enfermedades en mucosa y piezas dentarías.

La presencia de esta anomalía se puede apreciar cuando los dientes tienen un aspecto muy amarrillo y rugoso al tacto. Además de ser un problema estético también genera otras complicaciones como las caries. Pero acá te traemos una solución práctica que puedes aplicar en la comodidad de tu hogar.

Si la acumulación de tu sarro es leve, podés empezar con el bicarbonato de sodio, este compuesto natural es muy conocido popularmente para blanquear y limpiar los dientes. El procedimiento es
muy sencillo; pues sólo debes humedecer el bicarbonato, untar en el cepillo y frotar suavemente, haciendo énfasis en los sitios donde esté el sarro. Repetí al menos una vez al día.

También el agua oxigenada es buen aliado para la desinfección bucal. En un poco de agua tibia colocás un chorrito de ésta, remueva por 1 minuto y luego hacés gárgaras a nivel de garganta y boca, escupí y finalmente enjuagá con agua fresca.

Además las frutas como frutilla, melón y manzana son igualmente una buena opción porque ayudan a limpiar los dientes y encías, pero deben comerse con su piel y mejor si es después de las
comidas. El secreto está en picarla con tu dentadura y no con cuchillo.

La frutilla y los tomates son potentes blanqueadores de los dientes, todas las noches antes de dormir cortá cualquiera de estas dos en rodajas y frotalas por tu dentadura, enjuagá con abundante agua tibia y
listo!

La rama de perejil también es ideal para desprender el sarro. Licuá un poco de éste con poca agua, que te quede una mezcla espesa, luego colocala en tus dientes por unos minutos y enjuagá con agua tibia.

Recomendaciones: para cuidar mejor de los dientes hay que cepillarse tres veces al día, con un buen cepillo y una cantidad generosa de crema dental, además de incluir a la lengua en el cepillado. Usar el
hilo dental es vital para remover el sarro que está adherido entre diente y diente; y finalmente usá enjuague bucal antiséptico, así mantendrás tu boca más limpia y cuidada.