El Tirri y su original compra extraterrestre