Ventura respondió a la invitación televisiva de Jorge Rial a su boda: "Si tiene algo que decirme, que venga"

El periodista habló sin filtros con Ciudad respecto al comentario de su ¿examigo? sobre su presencia en su boda con Romina Pereiro.

Luis Ventura respondió a la invitación televisiva de Jorge Rial a su boda: Si tiene algo que decirme, que venga
Luis Ventura respondió a la invitación televisiva de Jorge Rial a su boda: Si tiene algo que decirme, que venga

A poco más de dos semanas de su boda con Romina Pereiro (39), el miércoles Jorge Rial (57) sorprendió con su sincericidio al confesar en Pamela a la Tarde que Luis Ventura (63) no había sido participado para la fiesta. "No, no está invitado. Pero me doy cuenta ahora de que no está invitado".

Fue entonces que Pamela David indagó si Ventura finalmente sería convocado para su gran noche, a lo que Rial reflexionó: "¿Sabés que sí? Lo voy a invitar. Porque además lo sigo queriendo, tuvimos una diferencia. Me encantó el mensaje que dio en Involucrados (refiriéndose a Francesco) que hizo público, no privado. Creo que pasó mucho entre él y yo en este tiempo, mucha distancia. Y sí, repercutió en nuestra relación. Igual nos encontramos, nos abrazamos y charlamos. Nunca tuvimos una discusión, nada".

"No me voy a meter en el casamiento, no quiero participar de la organización de un evento del que solo me entero a través de los diarios. Pregúntenle a Jorge si él dijo eso, todo pregúntenselo a él".

En este contexto, Ciudad se comunicó con Luis Ventura, quien no ocultó su incomodidad por la invitación televisiva a último momento de parte de quien, en otros tiempos, lo definía como un "hermano de la vida": “No me voy a meter en el casamiento, no quiero participar de la organización de un evento del que solo me entero a través de los diarios. Pregúntenle a Jorge si él dijo eso, todo pregúntenselo a él. No quiero decir ni que sí ni que no, porque no tengo referencia de nada en cuanto a lo personal”.

-¿No te llegó ni un mensaje de WhatsApp con la fecha y el lugar de la boda?

-No sé ni lo que dijo, ni lo que va a hacer. No sé nada.

"Jorge tiene mi teléfono y si quiere hablar conmigo sabe dónde me tiene que llamar. Y sabe dónde vivo, las dos cosas. No quiero establecer con ustedes a través de lo que dijo él. No quiero hablar de supuestos".

-En concreto, Jorge dijo que iban a ser menos de 100 invitados…

-No me expliques nada, no quiero saber. Porque sino la relación es con ustedes, no con él. Jorge tiene mi teléfono y si quiere hablar conmigo sabe dónde me tiene que llamar. Y sabe dónde vivo, las dos cosas. No quiero establecer con ustedes a través de lo que dijo él. No quiero hablar de supuestos. Es un tema que no es mío, es de él y no quiero responder por algo que no es mío.

"Además, (la de Romina y Jorge) es una relación de la que yo prácticamente no tomé conocimiento, no participé, no intervine… Yo que sé… El que está cambiando sus decisiones, sus sentimientos, su historia es él, no yo. Si yo siempre estuve en el mismo lugar".

-¿Te gustaría que puedan hablarse y, finalmente, estés en el casamiento de Jorge y Romina?

-A ver… No sería algo natural que vaya, o que no vaya. Porque si uno analiza toda esta historia es un evento de alguien con el que yo tuve una gran amistad hace 40 años, con el que he perdido frecuencia de encuentros y comunicación. Además, es una relación de la que yo prácticamente no tomé conocimiento, no participé, no intervine… Yo que sé… La gente me llama y me pregunta por cosas que yo no dije y no quiero entrar a analizar lo que dijo, piensa o siente otro. Si Rial tiene algo que comunicarme o decirme, tiene que venir acá, si yo estoy acá. Sino, todo bien igual. La relación y el sentimiento sigue siendo el mismo, como siempre. El que está cambiando sus decisiones, sus sentimientos, su historia, es él, no yo. Si yo siempre estuve en el mismo lugar.