Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La respuesta del Tucu López ante la versión de su romance con Sabrina Rojas: "No estoy de la mano con ella por la calle"

El locutor respondió a un móvil de Intrusos sobre su supuesta relación con la actriz.

Las risas nerviosas del Tucu López cuando le preguntaron por los rumores de romance con Sabrina Rojas

Lo que comenzó como un rumor de romance entre Sabrina Rojas y el Tucu López comenzó a tomar cuerpo luego de las pícaras explicaciones de la actriz y el locutor. Muy sugestiva, la ex de Luciano Castro describió al ex de Jimena Barón como un “morocho lindo”, mientras que él se rió de las versiones sobre que lo vieron el sábado con ella en una farmacia: “Probablemente haya sido otra persona”.

Acorralado por una cámara de Intrusos en la puerta de los estudios de FM Metro, el Tucu arrancó: “Yo estoy bien, estoy bien”. Y cuando Alejandro Guatti le comentó sobre el supuesto chape fuerte en un boliche y la salida con Rojas a una farmacia, él se excusó: “Hay mucha gente parecida. Casi todos nos peinamos y dejamos la barba, tenemos este cortesito de pelo. Probablemente haya sido otra persona. No estoy de la mano con Sabrina por las calles. Y si nos vieron en un boliche, nos vieron charlando”.

Y enfatizó: “Con Sabrina tenemos mucha gente en común, y hace poco coincidimos en un lugar en Palermo, pero solo coincidimos. No tenemos una relación son Sabrina. A raíz de esto hablamos un poco y dijimos ‘qué loco todo esto que están diciendo’. No mucho más que eso…”, continuó con risas contenidas”.

Ahí, el periodista le consultó si el rumor de affaire podría convertirse en una relación de pareja formal, y el Tucu se encogió de hombros: “Viste cómo es la vida, uno no puede andar adivinando qué sucede y qué no. A mí Sabrina me parece divina”.

Al final, el Tucu López explotó a carcajadas cuando el notero le contó que sabía que había cambiado el espacio donde guardaba la moto, como otro indicio de su supuesto romance con Sabrina Rojas: “Yo tenía una reunión la otra ala del edificio… ¡Me cag… entonces! Qué difícil la vida ¡Estaban ahí! Ja, ja. En ese estacionamiento solo podían estar los autos, y la gente de seguridad me dijo que cambie la moto de lugar. Después agarre la moto y puf… (sic)”.