El requisito de Barbie Simons para llegar al altar: "Si mi novio me propone casamiento, tiene que ser con pedido de mano a mi abuelo"

La panelista de Desayuno Americano habló del protocolo que debe llevar a cabo su pareja para conseguir su "sí, quiero".

Las declaraciones de Barbie Simons sobre cómo desea que le propongan casamiento (Foto: Web)
Las declaraciones de Barbie Simons sobre cómo desea que le propongan casamiento (Foto: Web)

Más enamorada que nunca de Demian Reidel (45), uno de los directores del Banco Central, Barbie Simons (35) ya fantansea con la propuesta de casamiento ideal para formalizar con su pareja y llegar al altar. 

"Soy judía por tradición pero no practicante. No me interesaría algo religioso pero ojalá la vida me sorprenda. Antes era más reacia al casamiento. Soy cero Susanita. Mi novio no debe ni pensar que yo quiero casarme. Le dije que si se pone las pilas y me propone casamiento, tiene que ser con pedido de mano a mi abuelo y de la manera más romántica del mundo", expresó en diálogo con la revista Paparazzi

"¿Si aceptaría una boda? Soy judía por tradición pero no practicante. No me interesaría algo religioso pero ojalá la vida me sorprenda. Antes era más reacia al casamiento. Soy cero Susanita. Mi novio no debe ni pensar que yo quiero casarme. Le dije que si se pone las pilas y me propone casamiento, tiene que ser con pedido de mano a mi abuelo y de la manera más romántica del mundo".

Además, la panelista de Desayuno Americano se refirió a la maternidad: "Nunca hablé de eso, jamás. Nunca se me despertó esa necesidad. Tengo un sobrino hermoso al que adoro, amo, con quien disfruto y comparto. Me río, la pasamos bien y lo veo todo el tiempo".

"Pero ese deseo de ser madre y renunciar a ciertas cosas de mi vida, hoy no lo tengo. Ojalá, el día de mañana, se me despierte. No pensé en congelar óvulos. Lo valoro, comparto, tengo amigas que lo han hecho. Ni se me cruzó por la cabeza. Sí quiero disfrutar de mi pareja y armar una linda relación construida a partir del amor, que siempre da trabajo. Es como un trabajo aparte", cerró.