Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El Pelado López recordó la angustia que vivió internado por covid: "Pedí que me dejaran despedirme de mi esposa en la puerta de la clínica"

El conductor de Santo sábado habló sobre las secuelas que dejó la enfermedad en su cuerpo a dos meses de haberse contagiado.

El Pelado López recordó la angustia que vivió al despedirse de su esposa tras ser internado por covid
El Pelado López recordó la angustia que vivió al despedirse de su esposa tras ser internado por covid

El Pelado Guillermo López regresó a Santo sábado después de transitar con mucha dificultad el covid, y tras pasar casi una semana internado en una clínica. En una entrevista con Por si las moscas, el conductor recordó la angustia que sintió al quedar completamente aislado en una clínica en la cual no la dejaron ingresar a su esposa, Nella Ghorghor, por lo que pidió por favor que lo dejaran despedirse de ella en la puerta de entrada.

“Al día de hoy, estoy en el 70 por ciento de energía. Pasaron casi dos meses desde el día en que di positivo. La pasé mal porque estuve como 15 días internado en casa y cuando pensaba que me iban a dar el alta, terminé internado en una clínica porque saturaba mal. Y a pesar de todo, agradezco que a los cinco días me fui a mi casa”, le contó el conductor a Nilda Sarli y Moskita Muerta. “Volver a hacer el programa me costó. De hecho, falté cuatro sábados seguidos porque no tenía energía. (…) Quedás con una gran sensación de fragilidad", explicó López en La Once Diez/Radio de la Ciudad.

Tras explicar que, en la actualidad, todavía siente las secuelas de la enfermedad en su cuerpo cada vez que sale a la calle a hacer cosas, López reveló que el covid lo afectó “no solo en lo físico sino también en lo emocional”. “La ansiedad de que termine pronto me generó pasarla mal, angustiado. En el momento en que me internaron, (…) mi mujer me acompañó hasta la puerta y no la dejaban pasar de ahí. Entonces le dije a la chica de seguridad ‘Dame un segundo que me despido de ella porque no sé cuántos días voy a estar acá adentro”, concluyó el Pelado López, que contó que a su habitación “entraban solo los médicos y las enfermeras un minuto a verte”.