Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El llanto de Lourdes Sánchez, conmovida por la lucha de Pachano contra el cáncer: "A mí también me tocó estar en el lugar de Sofía"

Con la hija de Aníbal en el piso, la panelista no contuvo sus lágrimas al recordar la enfermedad que afectó a su mamá, Alicia. 

El llanto de Lourdes Sánchez en LAM, conmovida por la lucha de Aníbal Pachano contra el cáncer

La noche del lunes fue muy movilizante en el Súper Bailando. Sofía Pachano (30) salió a la pista bajo la atenta y orgullosa mirada de su padre, Aníbal Pachano (64), quien integra el estrado del BAR.  

Como era de esperar, las devoluciones de los jurados a la participante no fueron dirigidas únicamente a su gran performance, sino a la fuerte batalla que le está dando Aníbal a un agresivo cáncer, que comenzó en los pulmones e hizo metástasis en el cerebro. 

"Yo no le puedo contestar nada (malo). Me quedo con lo bueno de Aníbal, que es un ejemplo. A mí también me tocó estar en tu lugar, Sofía", dijo Lourdes, llorando.

Sumidos en llanto, la emoción que embargó a todos en ShowMatch se trasladó a Los Ángeles de la Mañana, al revivir ese momento con Sofía en el piso. A tal punto que Lourdes Sánchez (33), conmovida hasta las lágrimas y sin hacer alusión directa al cáncer de mama que afectó a su madre, Alicia (64), no pudo evitar angustiarse en vivo. Incluso, dejó pasar la crítica que le hizo Pachano, luego de que ella cuestionara su labor en el BAR.  

"Que Lourdes no me entienda (lo que hago en el BAR), no me importa. Esta vez te tocó bailar y a mí me tocó el BAR. Andá a llorar al campito", le dijo Aníbal a la bailarina. Y Ángel de Brito le pidió con le responda: "Lourdes, ¿qué contestás a lo que te dijo Pachano? Te la pasaste llorando todo este bloque". 

Sin ánimo de confrontar y a pocos metros de la hija de Pachano, Sánchez expresó: "Yo no le puedo contestar nada. Me quedo con lo bueno de Aníbal, que es un ejemplo. A mí también me tocó estar en tu lugar, Sofía. Y sólo siento admiración por Pachano", comentó Lourdes, mientras Sofía se acercaba para abrazarla y contenerla en su llanto.