Lali Espósito y la intimidad de la convivencia con su novio: "Está buenísimo llegar a casa y darte cuenta de que no sos el centro de atención"

La artista habló de su vida con Santiago Mocorrea y reveló por qué no se iría a vivir afuera. ¡Enterate de todo!

Lali Espósito reveló intimidades de la convivencia con su novio, Santiago Mocorrea

(Desde la Riviera Maya)

El huracán Lali Espósito (27) acaba de arrasar con tres premios Gardel (Mejor Diseño de Portada del Año, Mejor Álbum Artista Femenina Pop del Año y Canción del Año –Sin querer queriendo ft. Mau y Ricky–). Pero la potencia de la actriz y cantante argentina no se limita únicamente a las fronteras de nuestro país.

Sin dudas, Lali es la artista nacional con mayor proyección internacional de los últimos años. Tras brindar un show en los Premios Platino, en Cancún, y su colaboración con Thalía en el tema Lindo, pero bruto, se prepara para un mega proyecto junto a la cantante mexicana y Natti Natasha, con quienes compartió un show en Premio Lo Nuestro, en Miami.

Su vertiginosa carrera la tiene la mayor parte del tiempo arriba de un avión y, en tren de confesiones, habló con Ciudad de la intimidad de la convivencia con su novio, Santiago Mocorrea (33), de las dificultades para coincidir en el hogar y hasta adelantó una bomba: se viene un show en un estadio de Argentina.

"No saben los malabares que hago para estar en casa (con Santiago). Tenemos nuestra vida súper agarrados y pegados, pero con mucha libertad profesional. Creo que si empezás a trabar al otro, hay algo del amor que se está quebrando. Para mí el amor es ‘andá, hacé y crecé’".

-Acabás de dar un show en los Premios Platino, en México; estuviste presentándote en Miami; pasaste por el Carnaval de Río de Janeiro, por el Times Square, de Nueva York, y más. ¡Te perdimos! Ahora te compartimos con el mundo.

-Puede ser… por suerte, pero estoy siempre ahí haciendo cosas para nosotros. Me da orgullo ser una artista de Argentina, que vivimos tan lejos de los centros del arte y la música. Es un gran plan salir a desarrollar afuera mi propuesta, que es el pop con estos tintes más ‘alatinados’, y que crezca en nuestro país. Siento que todo esto que uno hace, más allá de la experiencia personal que es muy linda y muy fuerte, sirve como repercusión para el resto de los artistas argentinos, para los que quieran seguir este camino. O que los grosos como Fito Páez que me digan ‘che, está buenísimo todo lo que estás haciendo’ y sentir que en tu casa del corazón estás creciendo y te apoyan.

-¿Estás considerando seriamente instalarte afuera?

-La verdad es que sucede naturalmente que paso mucho tiempo en otros lados, pero yo vivo en Buenos Aires y mi familia está ahí, el corazón central de mi trabajo está. Creo que crecer para afuera no significa tener que irte. En algunos casos puede suceder, es verdad que estoy mucho tiempo en Miami, pero la verdad es que yo elijo vivir en Buenos Aires y me gusta que así sea. No tengo problemas en viajar; para nosotros todo es lejos así que... yo viajo porque me gusta estar en casa, me gusta estar con los argentinos. Nosotros somos muy de nuestra casa. Me he cruzado con argentinos viviendo afuera por trabajo que me decían que extrañaban los asado de los domingos y yo no me quiero perder toda esa cosa que nosotros tenemos. Por lo menos, en este momento, mi decisión es viajar mucho, pero estar en casa. Aparte, mi trabajo afuera está recién comenzando, me están dando muchas oportunidades y yo las tomo y trabajo y le meto, pero siempre desde mi base argentina.

-Me enteré que estás preparando un show en un estadio. ¿Es así?

-¡¿Quién te dijo?! ¡Shsss! Hay algo… no es el Luna Park, estamos trabajando en un show que de verdad haga historia, que sea distinto. Obviamente, sería el show más grande mío en nuestro país. Estoy en el armado, mucho no puedo contar, pero va a suceder más adelante. Estoy ansiosa porque todo lo que está surgiendo es muy power. Siempre el objetivo es sorprender al público y que pueda decir ‘esto pasó en mi país, esto lo hizo un artista de mi país.’ Porque no es solamente mío, no es solamente el ego de decir ‘ay, me desarrollo como artista y cumplo mi sueño’, sino que es hacer algo para que todos los argentinos tengamos una propuesta distinta.

-Bueno, con tantos viajes que hacés, con Santiago tienen la convivencia más mentirosa del mundo.

-No, es convivencia, te juro, jajaja. No saben los malabares que yo hago para estar en casa, pero estoy en casa. Él también trabaja mucho, la verdad. Es súper trabajador, en eso coincidimos y así que nos entendemos mucho desde ese lugar. Pero sí estoy en casa, tenemos nuestra vida súper agarrados y pegados, pero con mucha libertad profesional que creo es fundamental en una pareja. Creo que si empezás a trabar al otro, o el otro a vos, ahí hay algo del amor que se está quebrando y para mí el amor es ‘andá, hacé y crecé’. Nosotros estamos muy bien como pareja y esa es la clave.

"Santi es muy capo. Se recibió de productor musical, pero se dedica a otra cosa. Y todo ese conocimiento que tiene me aporta y me ayuda. Él escucha, opina y es súper objetivo. Es duro, no es que me dice ‘ay, mi amor, divino esto que hiciste’".

-No sé si sabías, pero si ponés tu nombre en Google, la primera búsqueda relacionada es la palabra “novio”.

-¡¿En serio?! ¡¿Pero qué quieren saber?! Bueno, mide 1,93 metros, se llama Santiago, DNI número… jajaja.

-¿Cómo maneja el tema de tu fama?

-Él es muy capo, yo entiendo que llame la atención porque en otros momentos de mi vida, sabían quiénes eran mis parejas entonces a lo mejor no había tanta búsqueda para ver qué pasa ahí. Para mí es un placer que no trabajemos de lo mismo; él es muy talentoso en lo que hace y opina mucho de lo que yo hago porque sabe. Se recibió de productor musical de cine, estudió eso en la universidad y todo ese conocimiento que tiene me aporta y me ayuda. Él escucha, opina y es súper objetivo. Es duro, no es que me dice ‘ay, mi amor, divino esto que hiciste’ y me encanta estar con alguien que entiende mi mundo, porque él trabajó mucho en el showbusiness argentino, pero ahora se dedica a otra cosa y eso también me nutre. Uno que es el centro de atención y de pronto llegar a casa y darte cuenta que no sos el centro de atención: el otro también tiene su trabajo, sus cosas y está buenísimo eso. Ser una pareja y punto. Y eso está buenísimo para mí como ser humano y para la pareja, sin dudas. Él es lo más, la verdad.

Agradecimientos: Javier Furgang y Sofía Maldonado, de The Remake

Lali Espósito, en los Premios Platino 2019