Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Juana Viale, a flor de piel, se sensibilizó contando qué quiere hacer después de la cuarentena: "Extraño a mi familia"

La nieta de Mirtha Legrand estuvo al borde del llanto en Almorzando al hablar de los momentos que añora.

Juana Viale se conmovió al hablar de lo que le gustaría hacer después de la cuarentena: "Extraño a mi familia"

“¿Qué les gustaría hacer cuando termine la cuarentena?”, fue la consigna que Juana Viale (38) lanzó en Almorzando con Mirtha Legrand, el ciclo en el que viene reemplazando a su abuela durante la crisis del coronavirus. Luego de que los invitados dieron sus respuestas, fue la actriz quien terminó mostrando su lado más vulnerable.

"Yo lo primero que haría cuando salga es ir a tomar un helado con mis hijos. Nos encanta ir a tomar helados, sentarnos en la escalera del local de la heladería y comer ahí hasta que nos enchastremos todos", empezó diciendo Juana, quien es mamá de Ámbar (17), Silvestre (12) y Alí (8). "Ver a mi mamá, a mi papá, a todos esos que nos los veo. A Nacho, mi hermano, lo veo acá pero no lo beso, no lo abrazo. Yo creo que es eso, la parte afectiva. Ver a mi abuela”, destacó.

"Yo lo primero que haría cuando salga es ir a tomar un helado con mis hijos. Nos encanta ir a tomar helados, sentarnos en la escalera del local de la heladería y comer ahí hasta que nos enchastremos todos".

"Nosotros somos de juntarnos. Mi papá hace asados y últimamente el lugar donde nos juntábamos era mi casa. Para mi papá, mi mamá y mis hermanos, era el lugar de reunión. Ahora tengo a mis hijos y es bastante ruidosa mi casa. Tengo esa bendición, pero extraño. Extraño a mi familia", aseguró, a flor de piel.

"Nosotros somos de juntarnos. Mi papá hace asados y últimamente mi casa es el lugar de reunión. Tengo esa bendición, pero extraño. Extraño a mi familia".

También la conductora del programa reconoció cómo intenta no quebrarse cuando hace una videollamada con sus seres queridos: “A veces para no moquear frente a la pantalla uno dice ‘bueno, chau, chau, después hablamos’”, admitió, mientras los ojos se le ponían vidriosos “No voy a caer en esa, así que bueno, eso", concluyó, buscando salir del tema para que no le gane la emoción.