Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Jorge Rial se emocionó hasta las lágrimas al escuchar la fuerte historia de vida de Karina Gao

El conductor se estremeció con el relato de la cocinera, que pasó de estar al borde de la muerte por covid a dar a luz a su tercer hijo.

La emoción de Jorge Rial al escuchar la fuerte historia de vida de Karina Gao

La historia de Karina Gao conmocionó a muchos, cuando contrajo coronavirus mientras estaba embarazada de siete meses de su tercer hijo, y los médicos debieron intubarla y someterla a un coma farmacológico para curarla. Ya madre de Teo junto a Dominique Croce, la cocinera de Flor de Equipo relató cómo vivió ella su experiencia extrema e hizo emocionar a Jorge Rial, en una mezcla de sentimientos encontrados.

En una nota vía webcam para TV Nostra, la cocinera lagrimeó al ver un video que le preparó la producción sobre su trance, al igual que el conductor: "Qué historia... es ver cómo la vida le gana a la muerte, cómo se nace en una pandemia mundial y cómo sigue peleándola".

Ahí, Gao admitió: "Todavía lo estoy digiriendo". Luego, sintetizó: "Es muy loco, en dos meses pasé de casi morir a dar vida, todavía no me están cayendo mucho las fichas. Por suerte, todos ustedes me hacen ver que esto es la vida real".

"Es ver cómo la vida le gana a la muerte, cómo se nace en una pandemia mundial y cómo sigue peleándola".

Al hacer un repaso de los sueños que tuvo durante el coma inducido, como un viaje a Tailandia que jamás hizo, o una fabulosa comida a puro sushi, Karina recordó con dolor que además creyó que era su marido quien había fallecido y que se quedaba viuda con sus mellizos, Benja y Simón, y su bebé por nacer. En ese punto, Jorge se estremeció y sus mejillas dejaron caer unas lágrimas.

"Yo tuve mucha suerte en el sentido de que soy joven. Solamente se me atrofiaron un poco los músculos y tuve que hacer rehabilitación. Por la trombosis me tienen que inyectar heparina, sigo con ese tratamiento. Me llevó tres meses recuperarme y todavía estoy al 70 por ciento. Hay mucha gente que sigue estando, meses, un año de rehabilitación. Esto no es joda, solo tenemos que colocarnos bien los barbijos, cuidarnos y lavarnos las manos", concluyó Karina Gao para poner a Jorge Rial con piel de gallina una vez más.