Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Jimena Barón cortó una nota en vivo: "No quiero hacer un móvil con alguien que trata un femicidio como macana"

La conductora de Cortá por Lozano sacó del aire a un amigo del hombre que mató a su mujer, hirió a un vecino y luego se suicidó en Remedios de Escalada.

Jimena Barón enfureció con el testimonio del amigo de un femicida y lo sacó del aire

El viernes por la mañana Alejandro Saraceni (48) mató a tiros a su mujer, Analía Verónica Gauda (46), hirió a un vecino, Héctor Parrilla (45), y luego se suicidó de un balazo en la cabeza. El hecho ocurrió en la localidad bonaerense de Remedios de Escalada, lo investiga la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°4 del departamento judicial de Lomas de Zamora, y hasta allí se acercó un móvil de Cortá por Lozano.

Indignada por un nuevo femicidio, Jimena Barón indagó sobre el hecho con algunos vecinos, pero decidió sacar del aire a un amigo de Saraceni que intentó defender al asesino, a quien le encontraron un revólver calibre 38 con el que se cree que se cometió el crimen, dos carabinas, dos escopetas, cocaína, marihuana y una balanza de precisión.

“Estamos hablando de un femicida, no de un hombre impulsivo. Vayamos haciendo los puntos importantes, si no...".

Desde el comienzo, el testimonio de Víctor fue polémico: "Él era impulsivo, y bueno… Él me había contado que ya habían tenido lío. Esta vez se ve que el impulso no lo dejó pensar”. En ese instante, Jimena lo cortó: “Estamos hablando de un femicida, no de un hombre impulsivo. Vayamos haciendo los puntos importantes si no...".

Entonces, el vecino continuó: “Yo me he ido de vacaciones con él. Alejandro era una excelente persona para el barrio, el que diga que no lo ayudó está mintiendo. Si encontraron droga es un problema que tenía él, porque consumía”. Descolocada, la conductora que reemplazó a Verónica Lozano en sus vacaciones objetó: “La droga es menor. Estamos hablando de un femicidio y esta excelente persona es un femicida”. Ahí, el vecino justificó: “Él era un tipo muy nervioso”. Una vez más, la actriz lo frenó: “No, Victor. Nervioso, no. Nerviosa estoy yo ahora que vos estás diciendo esto. Estamos hablando de un tipo que mató a su esposa. Por nervios no se mata, se mata si sos un femicida hijo de la mierda, perdoname que te lo diga. Pero no voy a permitir que me trates de vender que estamos hablando de una excelente persona”.

"Por nervios no se mata, se mata si sos un femicida hijo de la mierda, perdoname que te lo diga. Pero no voy a permitir que me trates de vender que estamos hablando de una excelente persona”.

Con sorna, Victor deslizó un presunto affaire entre la mujer asesinada y el vecino herido por el asesino: “El vecino no sé si quiso ayudar. Ya había tenido problemas con él… El Tano se perdió por la droga. Seguramente se enteró de lo que pasó y se excedió. (…) Se ve que él estuvo toda la noche sin dormir, pobre, e hizo esta macana”.

Esa frase fue la gota que rebalsó el vaso y Jimena Barón sacó del aire a Victor: “La verdad que no tengo ganas de hacer un móvil con alguien que trata un femicidio como una macana. Lo venimos sosteniendo hace dos semanas, yo no voy a dar más lugar a esto. Perdón, no puedo”.