Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Iavícoli recordó filosa la relación de Guillermina Valdés con Sebastián Ortega: "Ella venía de un matrimonio complicado"

La panelista de Socios del Espectáculo analizó el pasado de la madre de Paloma, Helena y Dante Ortega tras separarse del padre de Lorenzo Tinelli.

Karina Iavícoli recordó el matrimonio de Guillermina Valdés y Sebastián Ortega

El análisis minucioso de la separación de Guillermina Valdés (44) de Marcelo Tinelli (62) hizo que Karina Iavícoli recuerde el matrimonio de la empresaria con Sebastián Ortega (48), con quien fue madre de Paloma, Helena y Dante.

"No nos olvidemos que Guillermina viene de un matrimonio complicado con Sebastián Ortega, y hablo por las cosas que ella ha dicho", disparó la panelista de Socios del Espectáculo respecto de la relación que terminó en 2011.

Y continuó: "Ella me parece que ahí empezó a gestar a la verdadera Guillermina Valdés, a preguntarse, qué es lo que quiero para mi vida. Cómo lo quiero, hasta dónde sí, hasta dónde no".

En ese momento, Adrián Pallares recordó que Valdés había dicho poco antes de blanquear a separación que había estado "dormidita".

Por eso, Karina Iavícoli ironizó sobre la nueva de Guillermina Valdés tras la separación de Marcelo Tinelli luego de nueve años en pareja, y haber tenido a Lorenzo (8): "Se despertó".

LOS TENSOS IDA Y VUELTA DE GUILLERMINA VALDÉS Y MARCELO TINELLI EN LA ACADEMIA

Por otra parte, Rodrigo Lussich había recordado los tensos momentos al aire que el año pasado habían protagonizado Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés en La Academia.

"Uno no terminaba de entender el año pasado cuál era el límite de la ficción y la realidad, el humor, la ironía, reclamo, reproche. De poner límites. Había situaciones que por momentos daban tensas", apuntó el conductor de Socios del Espectáculo.

Entonces, Karina Iavícoli reflexionó sobre Guillermina Valdés: "Y estás al lado de Marcelo Tinelli. Me acuerdo que en un momento Marcelo no sé qué le preguntaba, como que le insistía algo, donde ella le cortaba el rostro y uno no sabía si estaban bromeando o si eso era verdad".