Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Fuerte escena de Julieta Nair Calvo en Separadas: Inés le contó a Luján que fue abusada de niña

La actriz fue la protagonista del capítulo de anoche al contarle al personaje de Kloosterboer lo que sufrió siendo muy chica.

Fuerte escena de Julieta Nair Calvo en Separadas, la novela de eltrece: Inés le contó a Luján que fue abusada de niña

De la mano de una ficción, Separadas, a Julieta Nair Calvo le toca ponerle el cuerpo a una persona que fue abusada en su niñez por un hombre de su entorno íntimo.

En el capítulo del miércoles, Inés, el personaje que compone Julieta, detona emocionalmente al ver que su hermana, Carolina (Gimena Accardi), compró un libro que escribió su abusador, ese hombre que ingresó a su círculo familiar por la amistad que tenía con su padre y que ellos consideraban como un tío.

Al ver su libro, Inés lo destruye, rompe en llanto y sale corriendo de la casa de Luján (Marcela Kloosteboer). Preocupada por el bienestar de su amiga, Luján la sigue e Inés, en una escena verdaderamente conmovedora, le cuenta por primera vez que fue abusada.

El fuerte diálogo entre Inés y Luján en Separadas:

Inés: -Yo no quería jugar con él.

Luján: -¿Con quién?

Inés: -Con un amigo de mi papá. Me decía que era divertido, que era un juego, pero a mí no me divertía. Además, era muy chiquita. No sabía bien lo que estaba pasando

Luján: -¿Qué te hacía?

Inés: -Cuando mis papás no estaban y Caro dormía la siesta, él venía y me... Yo nunca dije nada porque Caro lo quería mucho. Era como un tío para nosotros

Luján: -¿Abusó de vos?

Inés: -Sí.

Ciudad habló con Calvo de la compleja tarea de interpretar a una mujer que fue abusada, y esto dijo: "Espero que lo puedan denunciar, decir. Creo que lo terrible es quedárselo para siempre guardado. Aunque sea muy difícil, lo sano está en poder decirlo. El personaje de Inés pasa por esto de no poder decirlo y que se lo guardó tantos años. Pareciera que fue un recuerdo que se tapó y que cuando sale, te acordás más detalles de los que creías. Y no lo decís porque sentís mucha vergüenza y culpa, que es lógica, aunque no debería ser así. Estar acompañado, decirlo y que te puedan ayudar es muy liberador. Si esto ayuda, dentro de mi lugar y dentro de una novela, a al menos a una sola chica que pasó por algo así; la hace hablar, denunciar o hacerla sentir mejor, ya soy feliz".