Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Flavio Mendoza se prepara para volver al teatro: "Va ser más seguro que ir al supermercado"

El productor y protagonista de Un estreno o un velorio habló con Ciudad de su proyecto. Además, la polémica con Aadet.

Flavio Mendoza se prepara para volver al teatro: Hice un protocolo; será más seguro que ir al supermercado
Flavio Mendoza se prepara para volver al teatro: Hice un protocolo; será más seguro que ir al supermercado

Pasados los cinco meses del inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio en Argentina a raíz de la pandemia de Covid-19, y ante la falta de horizonte laboral cercano, Flavio Mendoza pateó el tablero.

“Hice un protocolo porque estamos ante la necesidad imperiosa de volver a trabajar de alguna forma. De tanto estar sentado en mi casa me surgió el hecho de pensar en hacer algo, es un protocolo que estamos esperando ver si se aprueba. Es un modelo para ver si se puede tratar de trabajar, quizá después se necesiten más o menos cosas, pero tratamos de hacer todo para darle seguridad no solo al público sino a mí mismo y a quienes trabajan conmigo”, afirmó Flavio en una nota con Ciudad.

En cuanto al elenco de Un estreno o un velorio, el productor y protagonista aclaró: “Arriba del escenario seremos siete artistas, y reduciremos la cantidad de personal debajo. Vamos a estar Carmen Barbieri, Georgina Barbarossa, Nicolás Scarpino, Patricio Arellano, una actriz y un actor a definir, y yo”.

"Muchos no saben, pero yo ya no tengo un peso. Si hasta tuve que vender un departamento. Yo estuve sacando los tornillos de las butacas ,puliendo y pintando el piso de la sala para adaptar el teatro".

-¿Cuál es la clave para prevenir contagios en el teatro?

-La infectóloga me dijo que para preservarse del virus lo más importante es tener el barbijo puesto y mantener la distancia social. Tomé eso de referencia. Yo veo que están todos amontonados en todos lados, y creo que un teatro va a ser mucho más seguro porque es mucho más controlable. Redujimos la capacidad del teatro de 1500 butacas a 400. Ni siquiera ese 30 por ciento es redituable, pero es volver de a poco a trabajar para que también todos aprendamos cómo tenemos que manejarnos con esto. Hay que convivir porque la vida continúa y hay que trabajar.

-¿Creés que va a ser algo confiable?

-Va a ser más seguro que ir a un supermercado. Ahí cuando uno va toca de todo, porque una persona agarra un producto para ver mirarlo bien y después lo deja, pero va otro y lo agarra. Es una realidad. Las primeras filas van a entrar a un horario y las otras en otro horario. Vamos a abrir el teatro antes para que no haya filas, se van a sanitizar todos antes y después de las funciones, va a haber distancia social, van a estar todos con barbijo. Van a estar a dos metros de distancia… Lo que tenga que pasar pasará y no lo puedo evitar ni yo ni nadie. Tratamos de hacer lo mejor posible las cosas, y que Dios disponga.

-¿Cómo van a manejarse con los baños?

-No se va a poder ir ni antes ni después de la función, sino que se van a usar durante la función, pero no van a poder entrar más de dos personas.

-¿Cómo tomaste el comunicado de Aadet? Te criticaron por adelantarte a los hechos...

-Me parece muy triste que en este momento que vivimos todos haya una controversia cuando en realidad tendrían que apoyarme. Decirme “Flavio, te metiste en esto, pero vamos a ver cómo lo podemos resolver juntos”. Yo no juego a ver “quién la tiene más larga”, pero me parece de cuarta. Yo soy socio y voy a dejar de serlo porque no me siento identificado con ellos. Lo único que pasó en este tiempo es que dieran el rating de quién va primero o segundo en la taquilla, para otra cosa a mí no me sirvió. Yo pago un porcentaje de la facturación para ser miembro y no me siento respaldado. Es como la Asociación Argentina de Actores. ¿Dónde están cuando los necesitamos? Cuando los actores, cantantes, bailarines, acróbatas y muchos otros se están cagando de hambre. ¿Dónde están? De última, me podrían llamar para decirme que no estaban de acuerdo, pero que podríamos hacer algo juntos. Pero señores, ¡hagamos algo! Aparte, el Broadway es mi teatro privado porque lo alquilo. Y hablo también de los boleteros, maquinistas, técnicos que la están pasando realmente mal.

-¿Le pusiste el cuerpo literalmente a esta iniciativa?

-Muchos no saben, pero yo ya no tengo un peso. Si hasta tuve que vender un departamento. Yo estuve sacando los tornillos de las butacas ,puliendo y pintando el piso de la sala. No llamamos a una empresa, lo hicimos con nuestras manos y las tengo secas por haber pintado el piso del teatro, y lo hice porque necesito recuperar mi fuente de trabajo. Nada más. Yo entiendo que quizá el puterío le sirva a los programas, pero es el momento de ser más solidarios. Yo con esto no cubro ni los gastos, pero es una forma de que empiece a ingresar algo de dinero y de que la gente también se acostumbre a la nueva modalidad de teatro para que lleguemos a un verano con una temporada más relajada.

"También es para que la gente también se acostumbre a la nueva modalidad de teatro para que lleguemos a un verano con una temporada más relajada".

-¿Qué pasos formales quedan por darse para que se apruebe?

-Primero lo hice en los medios porque quería mostrarlo, y hoy se van a presentar todos los documentos necesarios a las autoridades que correspondan. Aadet no es una sede en donde puedan aprobar el protocolo, sino que es el gobierno.

-¡Pero ya hay entradas a la venta!

-Puse 2000 entradas a la venta a mitad de precio, para que la gente después la use antes de Semana Santa, y esa plata la voy a usar para hacer bolsones de comida y darselos a mucha gente que lo necesita. Además, vamos a poner Stravaganza vía streaming con videos editados de las temporadas anteriores.