Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El descargo de Débora D'Amato luego de que sus seguidores se mostraran preocupados por su delgadez: "No sufro ningún trastorno alimenticio"

La periodista les pidió a sus followers que "aflojen" porque está cansada de la "reiteración" de sus comentarios sobre su cuerpo.

Débora les pidió a sus seguidores que dejen de opinar sobre su cuerpo.
Débora les pidió a sus seguidores que dejen de opinar sobre su cuerpo.

Harta de que los usuarios de Instagram opinen sobre su cuerpo, Débora D'Amato posteó una foto mirando al piso y tapándose el rostro con una capucha para aclarar los tantos. Sin vueltas, se presentó a sí misma y se mostró súper segura de quién es.

"Soy Débora. Tengo 48 años. Jamás me hice una cirugía ni me puse botox. De hecho, amo mis marcas en la cara. Me siento cómoda con ellas, de verdad. No me tiño hace dos años: mi pelo es blanco por las canas. Es hereditario. Mamá y papá también, blancos. Hermano, idem. Soy sumamente feliz con mi pelo corto y sin ir una vez por semana a teñirme: sí, una vez por semana tenía que ir porque si no parecía un zorrino con una franja blanca en la raya al medio. No quiero aparentar menos edad de la que tengo. No me importa la edad que aparento", escribió.

"No se ocupen ni preocupen. Y aflojen porque en este caso cansa la reiteración, pero no hay ningún trastorno de alimentación"

"Estoy chocha con quién soy aparente lo que aparente. Mido 1.70. Peso 65 kilos. Me quedó la panza flácida por el embarazo. Tengo celulitis en el traste. Si hago actividad física es porque no me gusta ahogarme si subo una escalera o corro un bondi. Pre y post covid me hice un chequeo general: valores absolutamente saludables, organismo en excelentes condiciones. Lola sigue tomando teta: me alimento duro y parejo porque me gusta comer y por lactancia", expresó remarcando que se siente y ve bien.

Además, les pidió que por favor no se preocupen, que está súper saludable y remarcó que está cansada de que opinen una y otra vez sobre su cuerpo sin que ella se los pida.

"No se ocupen ni preocupen. Y aflojen porque en este caso cansa la reiteración, pero no hay ningún trastorno de alimentación. Sin embargo, en el caso de que sí lo hubiera, "flaco" favor hacen para lograr el objetivo (buena onda ¿?) de que engorde. La bulimia y/o anorexia no se cura diciendo: estas MUY flaca, comé", agregó.

Y se despidió haciendo hincapié en que ese tipo de comentarios no ayudan a nadie. "Los mensajes de ese tipo no son constructivos con quienes padecen", sentenció.

¡Clarito!