Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Aníbal Pachano habló a cámara envuelto en llanto, tras sus irresponsables dichos: "Me invadió el pánico"

El coreógrafo se refirió a sus comentarios sobre las medidas sanitarias oficiales para enfrentar el coronavirus.

Aníbal Pachano arrepentido y en llanto tras sus irresponsables dichos sobre la cuarentena

Apenado y quebrado. Así se lo vio a Aníbal Pachano en la emisión de anoche de la versión chilena de Bailando por un sueño, donde se desempeña como miembro del jurado. Y este no fue un programa más, porque el coreógrafo aprovechó para tomar el micrófono y hablar sobre sus declaraciones de esta semana en las que apuntó contra las medidas anunciadas por Alberto Fernández para controlar el avance del coronavirus.

"No voy a vivir entre cuatro paredes porque se le ocurra al Presidente", había dicho Pachano sobre el pedido puntual de guardar cuarentena, generando una ola de críticas y repudio. 

"Estoy muy triste y perdonen la emoción, pero tengo que decir una cosa", arrancó el jurado, entre lágrimas, antes de explicar que había hablado desde el enojo y el temor. "Me invadió el pánico y el miedo, dos cosas que había solucionado en mi resiliencia del cáncer", contó.

"Hice una falta de respeto hacia el Presidente de la Nación de la Argentina que se tergiversó, se manipuló, se utilizó, y muchos colegas me insultaron", siguió, incluyendo a su público.

Luego, quiso aclarar lo que dijo: "Yo nunca dije que no había que guardarse en su casa, todo lo contrario. Yo vivo en un hotel, encerrado en una habitación, con todos los cuidados que aprendí a tener".

"Yo nunca dije que no había que guardarse en su casa, si no todo lo contrario. Yo vivo en un hotel, encerrado en una habitación".

El coreógrafo también compartió sus sospechas sobre el coronavirus: "Le guste a quien le guste, para mí no me cabe duda que esta enfermedad está provocada y se sabía desde hacía mucho tiempo y se tardó mucho en tomar resoluciones".

Y se remontó al momento en el que se enteró de que se había contagiado de HIV, sobre lo que dijo que fue el primer argentino que debió hablar ante las cámaras de TV "forzado por un jurado". "Lo hice con valentía, apoyado por mi familia y por buena parte del pueblo argentino, porque sabían que me habían injuriado", recordó Aníbal. Y agregó que ante esa situación en la que él estaba en su derecho de contarlo o no, sí tenía la responsabilidad de "cuidar al otro". 

"Le guste a quien le guste, para mí no me cabe duda que esta enfermedad está provocada y se sabía desde hacía mucho tiempo".

"Yo me cuido y cuido al otro, y eso lo aprendí en el contagio, por no haber usado un preservativo", enfatizó antes de enumerar otros problemas de salud, como su diabetes y diversas dolencias, entre ellas, el cáncer. 

En ese punto, explicó que el cáncer es una enfermedad relacionada con la emoción, con la ira y los enojos contenidos. "Yo tengo fe en que voy a salir adelante, que no me vuelvo a Buenos Aires para 'contagiar gente', eso es de brutos, de ignorantes", mencionó, en referencia a algunas de las cosas que le dijeron en estos días.

"Primero se probó en un mono, y luego en los seres humanos. Ahora se probó en un murciélago... y acá estamos, con una pandemia".

"Las enfermedades son escalones de la vida para aprender, aunque sean provocadas, como lo fue el HIV. Pero hay que tener cojones para decir esas cosas: primero se probó en un mono y luego en los seres humanos. Ahora se probó en un murciélago... y acá estamos, con una pandemia", cerró.