Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Andrea Rincón relató su fuerte experiencia con la ayahuasca: "Vi lo más doloroso de mi vida"

La actriz contó en PH Podemos hablar cómo el consumo de la bebida alucinógena le hizo un quiebre en su vida.

Andrea Rincón habló de su experiencia con la ayahuasca: "Vi lo más doloroso de mi vida"

En PH Podemos hablar estuvo como invitada Andrea Rincón quien, luego de contar sus experiencias ayudando en una acción solidaria en Chaco, se refirió a lo que vivió cuando probó el ayahuasca, una bebida indígena que tiene efectos alucinógenos y que es parte de la tradición cultural de pueblos amazónicos.

“Vi lo más doloroso de mi vida”, recordó la actriz sobre lo que vivió a los 21 años. “Tuve noches de ayahuasca, fue antes de entrar a la casa de Gran Hermano y de verdad que vi lo más doloroso de mi vida, lloré de principio a fin. Se trata de una experiencia con plantas naturales, yo era muy chiquita en ese momento, todos mis amigos eran más grandes y yo les decía que quería hacerlo y ellos me decían que no, que me deje de hinchar”

“Todos me decían que pensara en qué era lo que quería tratar y yo venía justo de una separación de una pareja que me golpeó mucho durante mucho tiempo, y dije ‘bueno, voy a arrancarme a este tipo’”, recordó, en el ciclo de Andy Kusnetzoff.

"Lloraba, lloraba y lloraba y el hombre me preguntaba ‘chiquita, ¿quién te hizo tanto daño?’".

ANDREA RINCÓN HABLÓ DE SU EXPERIENCIA CON LA AYAHUASCA

“Lloraba, lloraba y lloraba y el hombre me preguntaba ‘chiquita, ¿quién te hizo tanto daño?’. Y yo quería decirle que me deje, pero a la vez no podía hablar”, aseguró, sobre el efecto que tuvo la bebida, que fue considerada en Perú por la Unesco como Patrimonio Inmaterial.

"Yo venía justo de una separación de una pareja que me golpeó mucho durante mucho tiempo, y dije ‘bueno, voy a arrancarme a este tipo'".

“En ese momento se empezaron a pelear dos tipos por mí. Se peleaban y yo estaba metida en una bolsa de dormir, una cosa increíble. En un momento eso terminó, y cuando terminó, de repente pasó uno por al lado y me dijo que un duende había pasado y me había dado flores”, contó, risueña.

Después de eso, su vida dio un vuelco. “A los dos meses entré el programa y además rendí una materia que tenía. Eso me cambió, pero lloré mucho”, rememoró.