Andrea Politti se emocionó con Walde, una participante de Corte y confección con una discapacidad en una mano

La costurera de 58 años y su trabajo hicieron que Andrea Politti se sensibilice hasta las lágrimas.

La emotiva historia de superación de Walde en Corte y confección hizo emocionar a Andrea Politti

Poco a poco el público va conociendo más a los participantes de Corte y confección, el reality de moda de eltrece. Una de las historias más fuertes es la de Waldetrudis Almada o Walde, una costurera de 58 años, paraguaya, que tuvo una mala praxis en una de sus manos que le dejó una discapacidad. Andrea Politti, la conductora del ciclo, no pudo evitar las lágrimas al verla trabajar con su máquina de coser.

Andrea: "Me emociona profundamente tu trabajo. Quiero que lo sepas porque lo que estás haciendo en este programa es increíble porque vas con todo. Sos una persona muy fuerte y sos una inspiración".

“Mis hijos me dan fuerza, me dicen que vaya para adelante. ‘Nosotros sabemos que vos sabés’, me dicen. Yo les dije que hay que estar acá, pero bueno...”, comentó Walde cuando la animadora pasó por su mesa de trabajo. Sensibilizada, Andrea le declaró su admiración: “Te digo la verdad, a mi me emociona profundamente tu trabajo. Quiero que lo sepas porque lo que estás haciendo en este programa es increíble porque vas con todo, estás con todo. Sos una persona muy fuerte y sos una inspiración también”.

Walde: "Esto me pasó de grande, a los 18 años. Sufrí mucho, me pasó de todo y estuve ‘más allá’. Estuve tres días fuera de este mundo, en coma. Vi algo redondo lleno de ángeles, digamos ‘gente blanca’".

“Esto me pasó de grande, a los 18 años. Sufrí mucho, me pasó de todo y estuve ‘más allá’. Estuve tres días fuera de este mundo, en coma. Vi algo redondo lleno de ángeles, digamos ‘gente blanca’. Nunca se me borró esa parte”, recordó la mujer que vive desde hace 37 años en nuestro país y tiene dos hijos. “Dicen que las mujeres paraguayas son muy aguerridas y se está viendo acá”, le dijo Andrea, secándose las lágrimas. “Hay que seguir adelante. Yo me deprimí, estuve con psicólogos, engordé 40 kilos. Por eso es increíble estar acá”, finalizó Walde en Corte y confección sobre su emotiva historia de superación.