Román Riquelme llamó a Luli Fernández y le pidió perdón

El 10 de Boca rompió el silencio y contó que habló con la modelo. ¿Qué más le dijo?
Román Riquelme rompió el silencio. Contó que llamó a la modelo Luli Fernández, novia de su compañero en Boca Pablo Mouche, para dar por terminado un rumor que lo señalaba como el tercero en discordia de la pareja.

En conferencia de prensa, reveló los dolores de cabeza que le trajo la novela chimentera. "Ayer me levanté escuchando en la tele una historia que me vinculaba con la esposa de un compañero, y eso me obligó a llamarlo inmediatamente a él y a su pareja para pedirles disculpas por lo que se estaba diciendo; gracias a Dios estoy orgulloso de la respuesta que recibí de mi compañero ", detalló. 

La historia comenzó con un mensaje que el "Chavo" Fucks escribió en su perfil de Twitter: "Me acabo de enterar que un jugador consagrado le tiró los perros a la pareja de otro joven. El número de camiseta del joven tiene un dígito; el del grande, dos", sugirió el panelista de "Duro de domar". Hasta lo calificaron de "pecho frío" y de hacer "todo por el dinero".

La noticia de esta "traición" corrió como pólvora, y el dedo acusador de toda la prensa señaló al 10 de dicho club, que ya era noticia por su discordia con otro compañero, Martín Palermo."Está todo armado, y yo se los había dicho en la última conferencia de prensa. Está re contra armado (sic), el que no lo quiere ver es porque está ciego", se defendió Román.

En cuanto a Palermo y la novela del gol, Riquelme admitió que felicitó al goleador en el vestuario. Pero aclaró que hubo algo más. "Les voy a contar qué pasó, así se dejan de hablar. A mí no me salió festejar el gol en esa tribuna, porque el día domingo viví una situación que no fue agradable, pero yo he dicho que soy más feliz cuando doy un pase que cuando hago un gol ", dijo el mediocampista al ser consultado por la actitud que tomó en el festejo del gol récord del "Titán".