El sex symbol del pop de los ´80

Morten Harket fue adorado por una voz y su cuerpo. Quién es este noruego cincuentón que hoy en la Argentina nos dirá "Adiós".


si les decimos que el grupo a-ha (el de Take on me... A-já) está haciendo la Gira Extreamaunción queda feo. Bueno, no es que le hayan puesto ese nombre, pero con esta vuelta al mundo los a-ha cumplen el trámite de facilitar el final del grupo. El trío oriudo de Noruega pasará por Buenos Aires en medio de un cronograma complicado en fechas y aviones para que luego, el 4 de diciembre, toquen en Oslo y digan gracias totales en noruego. Cuando esto suceda habrán pasado 25 años de carrera.

Será la misma formación que vienen teniendo desde el comienzo. Esto es, Morten Harket (en voz, caripela y fotegenia), Magne Furuholmen (teclados y coros) y Paul Waaktaar (guitarra). La gracia, y las gracias de caso, tienen que ver con que la gira-despedida incluye nuevo álbum (Foot of the Mountain) y los hits de los 80/90.

Lo dicho: habrá sido un cuarto de siglo, poquitos discos (nueve), millones de copias vendidas, quince temazos colgados en lo alto de los top ten y un Guinness: metieron 160 mil personas en el Rock in Rio II, y estamos hablando de la gelatina humana que desbordó el Maracaná en 1992.

Por delante y por detrás de los a-ha siempre estará Morten Harket, que tiene nombre de sembradora de soja pero quizás sea el único ídolo pop de ese país y un modelo de ser humano -ya verán- que nos hizo averiguar lo que quería decir la palabra fiordo.

Morten Harket nació en una ciudad de nombre improbable -no hace falta ponerla- y es famoso por llegar a unos tonos tan altos que en los foros de fans se preguntan si seguirá sobrándole la voz o si las versiones actuales se habrán adaptado al previsible cansancio de sus cuerdas vocales.

Después de Kirk Douglas no debe haber plexo solar más vigoroso en la historia del espectáculo. La comparación no es ningún disparte. Si cantar es una posibilidad innata, es cierto que la puesta a punto merece técnicas de depuración. Una de ellas es la dedicación y Kirk decidió ser Espartaco en tanto Morten prefirió ampliar su caja resonadora, el pecho, alternando arduas rutinas de canto con gimnasio a full en la búsqueda de esa analogía con la caja de una guitarra.

A Morten Harket se lo consideró una de las mejores voces de Europa y además uno de los hombres mas fotogénicos que hayan posado delante de una cámara. Su "excelente perfil bien formado" desarrolló la libido de sus fans adolescentes. Actualmente, Morten, un señorito de Oslo con pasaporte de embajador, tiene cinco hijos y sólo Tomine, una de sus hijas, se está dedicando profesionalmente a la música.

La historia musical de Morten mpezó antes de a-ha, con un grupo llamado Soldier Blue. Pero vale la pena marcar como punto de partida Take on me, que fue el mayor éxito y seguramente tenga el video retro más original que se haya visto en la década del 80.

A partir de ese comic pegadizo, Harket se convirtió en galán de hielo y poster sensación en las habitaciones de aquí y de allá.

Hubo un receso porque en 1994 la banda se separó por primera vez -"Conflictos internos", ése fue el parte- y el lindo de Morten decidió encarar su carrerita solista con tendencias musicoambientales y compromisos humanitarios que ya quisiera un Bono ( ¿o acaso al líder de U2 se le ocurrió luchar por la liberación de Timor Oriental de la ocupación de Indonesia?). Sus militancias multiples hicieron que en 2007 su nombre sonara en estéreo durante la presentación del Nobel de la Paz.

En 2005, luego de años de silencio, los a-ha volvieron con Anologue y otra gira mundial. Cinco años después habrá una nueva despedida, ya con Foot of the Mountain.

A nosotros nos toca despedirlos hoy. Buena suerte. «

Otros que vienen y se van.

Los Scorpions presentan su último disco "Sting in the Tail" en la Argentina a fin de año y luego se sepraran. Simply Red decide ser historia y nos lo demostrará el 26 de abril en el Luna.

 la debilidad de las chicas

En esas investigaciones que hace la universidad de Texas sobre la juventud eterna y los ratones modificados genéticamente deberían incluir al cantante de A-Ha. También podríamos referirnos a las respuestas orgánicas de Dorian Grey. Lo cierto es que el tiempo no pasa para Morten, que a los 50 años apenas si podría acusar una ligera presbicia. Dicen que los antioxidantes nórdicos detienen la erosión. ¿Cuál será la receta?