¡Peligro! La Tierra comienza a perder su escudo protector

El campo magnético que rodea al planeta y la protege de la radiación de los vientos solares se debilita cada día más.

La Tierra comienza a perder su escudo protector
La Tierra comienza a perder su escudo protector

La grave situación por la que pasa el planeta Tierra se ha denominado como la Anomalía del Atlántico Sur. En esta frágil zona el escudo protector de la Tierra o campo magnético se está debilitando de forma muy preocupante y más intensa. Aunque algunos lo han llegado a llamar el "Triángulo de las Bermudas" espacial, los expertos en el tema prefieren llamarlo "agujero magnético".

Este fiel defensor de la vida terrestre o campo magnético de la Tierra, no sólo sirve para hacer que la aguja de una brújula indique norte y sur, también sirve para combatir la radiación que proviene del espacio y es letal para todos los seres vivos.

En tanto, este agujero que presenta el campo magnético en esta zona podría permitir que la radiación que proviene del sol o de otra galaxia pueda penetrar a la Tierra.  

Podríamos definir al campo magnético terrestre como el resultado de la interacción de los núcleos interno y externo de nuestro planeta, con el movimiento de rotación terrestre. Esta correlación crea un proceso de dinamo y convierte a la Tierra en un imán gigante.

La fuerza de este campo magnético ha ido disminuyendo rápidamente durante los últimos 160 años y la región donde es más débil es esa gran zona denominada la Anomalía del Atlántico Sur, según señaló el geofísico de la Universidad de Rochester en Estados Unidos, JohnTarduno.

Entre todos los países afectados, Uruguay es el que tiene el campo magnético más debilitado. La fragilidad de este escudo protector influye, por ejemplo, en las operaciones espaciales.

"Cada nave y satélite que se lanza al espacio tiene que evaluar cómo esta anomalía puede afectar a sus operaciones", apuntó Stephanie Schierholz, encargada de las comunicaciones de la NASA.

Son muchos problemas que puede causar la radiación en esa zona, especialmente con los equipos electrónicos, como que los ordenadores se apaguen y se vuelvan a reiniciar o la pérdida de píxeles en los sensores de las cámaras.

De igual manera, algunos astronautas han experimentado "destellos de luz" en los ojos de manera más frecuente cuando pasan por la Anomalía del Atlántico Sur, algo que no tiene un efecto a largo plazo, añadió Schierholz en conversación con BBC Mundo.

Si el debilitamiento del campo magnético continúa, se podrían comenzar a presenciar efectos en la atmosfera como el agujero en el hielo de la Antártida que es del tamaño de Panamá.