Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Las fotos de Ailén Bechara en el gym: "Tras ser mamá no me gustaba en el espejo; me maté para tener este cuerpo"

Producción y charla con CIudad: su maternidad, su relación con Agustín Jiménez, los momentos de angustia y sus ganas de casarse y agrandar la familia.

Ailén Bechara: Después de ser mamá no me gustaba en el espejo; me maté para tener un cuerpo con el que esté a gusto
Ailén Bechara: Después de ser mamá no me gustaba en el espejo; me maté para tener un cuerpo con el que esté a gusto

El 20 de junio de 2018, Ailén Bechara (29) se convirtió en madre de Francisco (10 meses) tras dos años de relación con el representante de futbolistas Agustín Jiménez (32), y de ahí en más sus vidas cambiaron para siempre. "Al principio es duro porque el nene llora de noche y una debuta como mamá, pero eso no influyó en la convivencia. Agustín está trabajando todo el día, se la pasa viajando. No es que estamos todo el día pegados", aseguró la ex azafata de Guido Kaczka y subcampeona de Bailando 2015, en una nota con Ciudad. Contenta con su rol de madre, la santafesina contó que junto a su pareja están adaptando la casa para el nene, ya que gatea a toda marcha por cada milímetro del hogar, y festejó: "Fran ya dice papá y mamá".

"Francesco va a natación dos veces por semana conmigo y la profesora. Hoy no lo acompañé porque como estoy recién operada de lolas, no puedo hacer fuerza. Entonces, queda con la profe nada más", agregó luego, un tanto agitada por el trajín cotidiano de madre primeriza. 

"Me propuse cambiar mi cuerpo, después de ser mamá no me gustaba lo que veía en el espejo, no me gustaba la ropa y era como mucho".

-¿Qué te motivó a operarte las lolas a tan poco de ser mamá?

-Me operé las lolas porque después de dar la teta no me gustó cómo quedaron. Tampoco es que producía tanta leche y al final Fran la usaba de chupete a la noche, por eso me decidí. Fue más que nada por una cuestión estética, porque sigo haciendo producciones de fotos, como las que hice para Ciudad. Además, ya no me iba la ropa. Y también me operé una hernia que tenía en la panza. La gente en las redes sociales me preguntaba qué tenía arriba del ombligo, y ahí me di cuenta. Aproveché que pasaba por el quirófano para hacerme todo.

-¿Qué cambios corporales tuviste después del embarazo?

-Gracias a Dios, ahora peso menos que antes de quedar embarazada. Pero porque me propuse cambiar mi cuerpo, después de ser mamá no me gustaba lo que veía en el espejo, no me gustaba la ropa y era como mucho… Me propuse ir al gimnasio todos los días, comer mejor. Eso, más criar a Francisco, que no paro un segundo, adelgacé. Por otra parte, me crecieron los pies y ahora calzo un número más. Y volví a usar los mismos jeans que usaba cuando tenía 23 años, que no sé por qué razón los tenía guardados.

"Me maté para llegar a tener un cuerpo con el que estoy a gusto. Cambié mi alimentación, empecé a correr, conseguí un personal trainer..."

-¿Te esforzaste mucho para estar así de esbelta?

-Sí. Yo siempre le digo a las chicas que no es un milagro. Me maté para llegar a tener este cuerpo con el que estoy a gusto. Cambié mi alimentación, empecé a correr, conseguí un personal trainer...

-¿Cómo se reparten las tareas con Agustín respecto de la crianza de Fran?

-Por lo general, él se va a trabajar temprano y vuelve a la tarde. Pero no es que tenemos tareas específicas asignadas cada uno, sino que se da naturalmente. Aunque generalmente la que hace todo soy yo… Tengo ayuda, obvio, sino no podría.

"Al principio estaba obsesionada con la limpieza de las manos por el alcohol en gel, pero ahora relajé y Francisco se da con todo el mundo".

-¿Te cuesta tener que dejar a Fran al cuidado de otro cuando te vas a trabajar, por ejemplo?

-Yo soy una madre estructurada y a él nunca le va a faltar un pañal, ropa limpia de repuesto o comida. Pero más allá de que deje el bolso siempre preparado, ahora soy una mamá muy relajada. Al principio estaba obsesionada con la limpieza de las manos por el alcohol en gel, pero ahora relajé y Francisco se da con todo el mundo. No le transmití miedos porque tampoco los tengo yo. Una madre presiente cuando un hijo está bien o mal, si es que se está o no por enfermar.

-¿Te gustaría tener otro hijo?

-Hace poco pensé que estaba embarazada, pero no. Si estaba embarazada iba a ser bienvenido, obvio. Pero ahora no es el momento. Pero me encantaría darle un hermanito o hermanita a Fran. Quiero agrandar la familia.

"La idea es acompañar a Agustín lo máximo posible en sus viajes, pero depende el destino porque algunos viajes son agotadores. La intención es que Francisco esté con su papá, que Agus también pueda disfrutar de la familia".

-¿Cómo se manejan con los viajes de Agustín?

-La idea es acompañarlo lo máximo posible en sus viajes, pero depende el destino porque algunos viajes son agotadores. La intención es que Francisco esté con su papá, que Agus también pueda disfrutar de la familia, pero a veces no se puede porque él se va a trabajar, tiene muchas reuniones, no es que se va de vacaciones.

-¿Tuviste momentos de angustia?

-Sí, de hecho los sigo teniendo. No sé si es normal, pero pasa que cuando una es madre la vida propia ya no es la prioridad, sino que la prioridad es el nene. Una se ocupa de que esté bien, no le falte nada y la vida propia queda como de costado. Una hace una suerte de duelo, porque la vida ya no va a ser igual.

"Tuve y sigo teniendo momentos de angustia. No sé si es normal, pero pasa que cuando una es madre la vida propia ya no es la prioridad, sino que la prioridad es el nene".

-¿Agustín te contiene todo lo que necesitás?

-Sí. Quizás un hombre no entiende tanto lo que le pasa a una mujer, como otra mujer. Porque un hombre no pasa por esas cosas, es más a la madre a la que le agarra el postparto. Pero claro que me contiene, es mi pareja. Es posible que me entienda más una mujer, obvio, pero él también me entiende.

-¿Pudieron retomar la intimidad con normalidad?

-Una vuelve a todo, pero no es lo mismo que antes, porque ahora hay un integrante nuevo en la casa. Está ahí, durmiendo. A veces se despierta y una tiene que buscar el momento adecuado, un ratito. Y si una quiere, lo encuentra.

"Fran tiene su habitación propia, pero duerme en el cuarto con nosotros en una practicuna… y no lo quiero pasar todavía. Amo mirarlo y además yo duermo más tranquila sabiendo que lo veo, lo escucho y lo siento".

-¿Dónde duerme Fran?

-Tiene su habitación propia, pero duerme en el cuarto con nosotros en una practicuna… y no lo quiero pasar todavía. Amo mirarlo y además yo duermo más tranquila sabiendo que lo veo, lo escucho y lo siento.

-¡Falta poquito para su primer cumpleaños!

-Sí, estoy organizándole la fiestita junto con el bautismo. Vamos a celebrar todo el mismo día. El bautismo va a ser en la parroquia Santa Catarina de Alejandría, en el barrio de Constitución, sobre avenida Brasil. Y los padrinos son el el hermano mayor de Agustín, Ignacio, y mi prima hermana, Valeria.

"Agustín siempre me dice que quiere casarse cuando Fran camine, que crezca un poco más, así nos alcanza las alianzas. Así que veremos. Esperemos que sea pronto porque falta poco para que Fran camine, ja, ja. ¡Se le acaba el tiempo".

-Van a ir a la iglesia para bautizar a Fran… ¿Pero para cuándo van a consumar el sacramento del matrimonio?

-Habría que hacerle una entrevista a Agustín. Yo calculo que lo haremos en algún momento, lo hemos hablado. Él siempre me dice que quiere casarse cuando Fran camine, que crezca un poco más, así nos alcanza las alianzas. Así que veremos. Esperemos que sea pronto porque falta poco para que Fran camine, ja, ja. ¡Se le acaba el tiempo a Agustín!

-¿Cómo pensás que va a ser tu regreso fuerte al trabajo?

-Yo voy y vengo de viaje con Agustín y no sé si puedo tener un trabajo fijo. Estoy trabajando un montón con Instagram desde mi casa y con eso me está yendo muy bien. 

-¿Crees que va a cambiar tu perfil de femme fatal con el que explotaste en los medios?

-Creo que el cambio de perfil se fue dando solo. La maternidad te va cambiando, no soy la misma que hace cuatro años. No reniego de mi pasado y me encanta en lo que me transformé, pero quiero volver de a poco, porque todo tiene su tiempo. Al principio me costó, porque es a la mujer a la que más le cambia la vida el hecho de tener un bebé. Pasé por varias crisis, pero entendí que todo se acomoda, que el bebé me necesita y que ya tendré tiempo de volver a mi trabajo y mis cosas. 

Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
Las fotos de Ailén Bechara, a casi un año de haberse convertido en madre de Francisco (Foto: Musepic)
   

Fotos: Musepic 

Producción: Aldana Moreno Lusianzoff 

Locación: Sparring Center /  IG: @sparringcenter

Maquilló: Paula Petrini Vitali  FB: /PauPetrini  WP: 1164434588 

Peinó: Marina Sahores para Marra Mkup

Vestuario: The Vox