Silvina Escudero reveló el íntimo motivo por el que decidió no exponer más su vida privada

La bailarina habló con Paparazzi sobre la relación súper bajo perfil con su novio Federico, muy distinta a sus relaciones anteriores.

Silvina Escudero, enamorada de Federico, marca distancia con sus otras parejas mediáticas.
Silvina Escudero, enamorada de Federico, marca distancia con sus otras parejas mediáticas.

Hace dos años ya que Silvina Escudero se muestra súper enamorada de su novio Federico. Sin embargo, el ¡brilla por su ausencia en los perfiles públicos de la bailarina! Silvina le ha declarado su amor en reiteradas oportunidades a su pareja, pero siempre con fotos enigmáticas, que lo muestran a él de espaldas o sin mostrar su rostro por completo. Tampoco comparten salidas públicas ni producciones para las revistas.

¿El motivo? Silvina le contó a Paparazzi que en el pasado no la pasó bien compartiendo detalles de su vida privada. Haciendo memoria, Escudero tuvo varios noviazgos muy comentados con Matías Alé, Nicolás “Tacho” Riera, Martín Amestoy, Cayetano y Lucas Velasco. ¿Se referirá a ellos?

“Siempre fui muy auténtica, transparente y , años atrás, cuando me preguntaban cosas, las contaba sin ningún problema. Y hoy elijo que no, porque el hablar tanto, y de cosas tan íntimas, terminaba perjudicando no sólo a uno sino a las personas que te acompañan, pareja, familia y amigos”, reveló sobre el íntimo motivo de su cambio de perfil.

"El hablar tanto, y de cosas tan íntimas, terminaba perjudicando no sólo a uno sino a las personas que te acompañan, pareja, familia y amigos"

Y agregó: “¡Yo no soy fuerte! Tengo una personalidad y una impronta que ayuda a que parezca eso. Todo me sensibiliza y me afecta. ¡Lloro todo el tiempo! No puedo ver un noticiero, me parte el alma”.

Sobre el noviazgo súper bajo perfil que mantiene con Federico, confió: “Fue lo que decidimos desde el comienzo y lo respeté. Uno aprende y quiere estar con alguien desde lo íntimo, la paz, la tranquilidad, el amor y no desde las cámaras y el glamour, porque la vida no es eso. La vida es agarrarse las manos cuando las cosas van mal, también. Y eso es Federico. Él me agarró la mano en momentos duros y yo lo hice con él”.