Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Oscar Martínez desmintió haber realizado fuertes declaraciones en contra de Argentina: "Hay gente que me está descuartizando"

El actor salió al cruce de las críticas que recibió luego de que trascendiera una entrevista suya desde España. 

A Martínez la Argentina le resulta "tóxica".
A Martínez la Argentina le resulta "tóxica".

La crisis económica potenciada por el coronavirus hizo que Oscar Martínez se fuera de la Argentina y se instalara en España. Desde Europa, el actor remarcó que se siente muy feliz por haber tomado la decisión.

"Hace varios años me empezó a revolotear la idea de estar más aquí (España) que en Buenos Aires, porque estoy bien, la paso bien, estoy a gusto, me tratan muy bien y me siento como en casa. Es una bendición tener una alternativa laboral en Europa. Lo vivo como un enorme privilegio y quiero disfrutarlo”, expresó en diálogo con Ladran, Sánchez en Radio Mitre.

En distintas publicaciones, trascendió que el actor habría dicho: "Yo estando afuera no hablo de la Argentina porque me parece que no corresponde. Pero sí es cierto que a la distancia uno ve mejor las cosas y toma noción de la magnitud de ciertas cosas. No extraño nada de la Argentina. Allí están mis hijas, mis nietos y mis amigos pero la estaba pasando muy mal, me resulta muy tóxica la Argentina”.

Claramente, sus declaraciones generaron fuerte polémica. Por eso, Oscar grabó un video remarcando que las "reproducciones" de sus palabras fueron totalmente "fraudulentas". "Quiero desmentir categóricamente lo que teóricamente son reproducciones de mis palabras, un reportaje que hice el día viernes. Son fraudulentas. Hace seis meses que estoy en Madrid, a la mayoría me he negado a hacer nota", afirmó.

Además, contó que se siente muy triste por los fuertes comentarios que comenzó a recibir tras haber dado la entrevista: "No me parece ético hablar desde afuera del país. Cuando estoy en Argentina he expresado siempre mis opiniones tratando de no herir a nadie. Quiero vivir en un país que todos podamos decir lo que pensamos sin que signifique una condena mediática ni de ninguna clase. Hace mucho daño esto, no solo a mí. Enciende pasiones oscuras, injustamente".

Y se despidió remarcando que jamás quiso herir a los argentinos con sus declaraciones, que según él fueron tergiversadas. "Me ha pasado leer o escuchar declaraciones de compatriotas desde afuera y me ha molestado. Me he sentido muy mal. Entonces no lo hago, no lo hice. Hay gente que me está descuartizando, creyendo algo que es falso. Mis opiniones creo que las sabe todo el mundo", sentenció.