Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Natalie Weber reveló que siente un temor extremo a las agujas: "Aproveché las operaciones para ponerme aros en el quirófano"

La modelo contó que aprovechaba las "reconstrucciones" para ponerle "algo lindo a lo malo" tras enfrentar su cáncer de mama.

Natalie reveló que siente miedo extremo a las agujas.
Natalie reveló que siente miedo extremo a las agujas.

Muy canchera y segura de sí misma, Natalie Weber mostró su impactante look en Pampita Online. Entonces, Pampita se mostró sorprendida al ver su gran cantidad de aritos. Para sorpresa de todos, Natalie Weber reveló que siente tanto temor a las agujas que pidió que le hicieran los agujeros en las orejas durante sus operaciones.

“Tengo muchísimo miedo a las agujas; he aprovechado operaciones y me los he puesto en quirófano. La gente no me cree que yo me hago los agujeros en quirófano. Con todo lo malo que pasé, de tener que entrar a tantas reconstrucciones, iba y le llevaba los abridores”, reveló.

E hizo hincapié en que pedirles a los médicos que le hicieran agujeros para después lucir los aritos que más le gustan era una manera de resignificar el dolor después de haber enfrentado su cáncer de mama.

"Para cambiarle la onda y las energías a las reconstrucciones... Ponerle algo lindo a lo malo. No es que me opero, me hago una lipo, nariz o algo estético. Las reconstrucciones que me hice, que fueron varias, por el cáncer de mama... Donde en una te ponen expansores, en otra prótesis, en otra se me había abierto un bolsillo y tuve que volver a entrar... Y en otra me cambié el tamaño”, remarcó.

Y detalló: "En cada una llevaba abridores y le decía al cirujano que me pusiera aritos. En total tengo 8, cuatro en cada oreja. Tenía el que te hacen cuando nacés nada más. En una me hice dos, después uno... Fui comprando abridores y agregando. Como para tener mi mente puesta en otra cosa y no pensando en una reconstrucción”.

Antes de cerrar, remarcó que su actitud la ayudó a "protegerse" de la triste situación que debió enfrentar. "Trato de transformar esa energía que te tira para abajo al entrar a un quirófano por la reconstrucción de una enfermedad, tratando de disfrazarla con los aritos o pensando qué abridor me compro”, detalló en diálogo con la revista Paparazzi.