Natalia Oreiro y su vínculo con Pablo Echarri: "Me hubiera encantado ser su amiga; le presenté a mi hijo"

La actriz fue consultada por su pasado amoroso y recordó con cariño el amor que vivió con el actor, 20 años atrás. 

Natalia Oreiro habló de su vínculo con Pablo Echarri, su expareja
Natalia Oreiro habló de su vínculo con Pablo Echarri, su expareja

La relación sentimental de Natalia Oreiro (41) y Pablo Echarri (49) terminó hace más de veinte años. Sin embargo, el recuerdo de ese amor sigue vivo en los seguidores de la expareja y en las consultas periodísticas, pese a que cada uno conformó su propia familia.  

La actriz y cantante lleva 18 años de amor junto a Ricardo Mollo (61), líder de Divididos con quien se convirtió en la mamá de Atahualpa (7). El actor se casó con Nancy Dupláa (49), con quien lleva 20 años juntos y tiene dos hijos, Morena (15) y Julián (8).  

"Me hubiera encantado ser su amiga. Cuando nos encontramos siempre fue de una manera relajada. Le presenté a mi hijo, cuando falleció su papá fuimos a despedirlo con Ricardo".

Consultada por sus historias de amor, Oreiro explicitó sin rodeos el cariño que aún conserva por quien fue su compañero de vida durante 5 años. "¿Mantiene buenos vínculos con sus exparejas?", le preguntaron en la revista Caras. Y ella respondió: "No tuve muchas parejas, pero a Pablo (Echarri) lo quiero mucho. También a su familia".  "¿No han tenido la oportunidad de ser amigos, a pesar de que cada uno ha armado su propia familia?", fue la esperada repregunta. Y Natalia dio detalles más íntimos de su vínculo con Echarri, principalmente en momentos importantes de sus vidas.  

"Me hubiera encantado ser su amiga. Cuando nos encontramos siempre fue de una manera muy relajada. Le presenté a mi hijo, cuando falleció su papá fuimos a despedirlo con Ricardo. Estuve con Telma, su madre, a quien quiero un montón. Pero no, no somos amigos", señaló la artista, sin reparar en las últimas declaraciones de Pablo sobre la posibilidad de trabajar juntos, que desestimó por completo: "No quiero que por un trabajo o por la posibilidad de trabajar con ella -que realmente podríamos hacer un buen dúo y hasta tener éxito- se arriesguen cosas más importantes... Porque yo les aseguro que, si nosotros salimos, laburamos juntos, al otro día empiezan con 'donde hubo fuego cenizas quedan'. Eso es una fija".