Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Natalia Oreiro cumplió 20 años junto a Ricardo Mollo: así resguarda la intimidad de la pareja

La actriz, que cumplió 45 años, tiene un hijo de 10 años, Merlín Atahualpa, con el líder de Divididos.

Natalia Oreiro contó cómo resguarda su intimidad con Ricardo Mollo tras más de 20 años juntos.
Natalia Oreiro contó cómo resguarda su intimidad con Ricardo Mollo tras más de 20 años juntos.

Natalia Oreiro, siempre dispuesta a hablar de todo, reflexionó sobre su relación con Ricardo Mollo, con quien está hace más de 20 años.

La actriz, que con el rockero es mamá de Merlín Atahualpa, contó cómo hacen para resguardar su vínculo de la exposición tras una década juntos.

"Nunca tuvimos necesidad de mostrarnos juntos, pero tampoco nos ocultamos. Me encanta que me acompañe en mi trabajo y otras veces me gusta ir sola. No es una estrategia", contó Natalia en diálogo con la revista ¡Hola! Argentina.

Acto seguido, reveló que cuando el romance con el papá de su hijo se consolidó dejaron de vivir la relación "puertas para adentro".

"En el arranque hubo un 'cuidemos esto de las puertas para adentro' porque lo mejor que nos pasaba estaba adentro".

"En el arranque hubo un 'cuidemos esto de las puertas para adentro' porque lo mejor que nos pasaba estaba adentro. Nos estábamos conociendo y nos casamos a los cuatro meses de empezar a salir...".

"Pero una vez que el vínculo se fortaleció todo se dio de forma natural. Nuestro casamiento no fue secreto: fue una boda de dos", sumó la actriz.

NATALIA OREIRO RECORDÓ CON TERNURA SU BODA CON RICARDO MOLLO

La actriz, que conoció a Ricardo cuando tenía 23 años, rememoró con dulzura su casamiento.

"Estábamos en Fernando de Noronha, en Brasil, y al pasar por un Registro Civil me preguntó si quería casarme..."

"Yo, que ya había ido antes a esa isla, tenía un amigo, Marenga, capitán de un barco. Lo buscamos y nos casó en altamar".

"Enseguida dije que sí, entramos pero nos dijeron que estaban de vacaciones. Yo, que ya había ido antes a esa isla, tenía un amigo, Marenga, capitán de un barco. Lo buscamos y nos casó en altamar", cerró, nostálgica.