Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Mirtha Legrand se dio el lujo y comenzó el programa con su cumbia favorita

La diva tuvo un arranque diferente de La Noche de Mirtha al ritmo de una popularísima canción.

Mirtha Legrand comenzó el programa con su cumbia preferida

La visita de Rubén Cacho Deicas y Miguel Camino, las voces históricas de Los Palmeras, consiguió que Mirtha Legrand cambie su programa y el comienzo sea con la música de El Bombón Asesino.

La diva contó en varias oportunidades que el súper hit de la banda santafesina era su canción favorita y Juana Viale incluso reveló que la popular cumbia es un ineludible en la casa de la conductora cuando se despierta. ¡Increíble!

La Chiqui llevó un elegantísimo vestido blanco con gazas y perlas de Iara y rápidamente dio arranque a su programa. “Vamos a comenzar nuestros legendarios sábados porque yo, señores, yo soy una leyenda”, dijo. “Y la leyenda, continúa”, exclamó, mientras todos en el estudio aplaudían.

MIRTHA LEGRAND CONTÓ CÓMO CONOCIÓ A WANDA NARA

En La Noche de Mirtha estuvo como invitada Ana Rosenfeld donde habló de Wanda Nara y su reciente separación de Mauro Icardi. En ese momento Mirtha Legrand recordó el día en el conoció a la mediática cuando hacía su programa en la costa… ¡y la diva aprovechó para hacerle un reclamo!

Yo debo ser de las primeras que conoció a Wanda. Yo hacía los almuerzos en Mar del Plata. Estaba por salir al aire y estaba en la puerta principal del Costa Galana”, rememoró la diva. “Yo estaba esperando que el asistente me dé la orden de salir y veo una joven que se me acerca”, empezó contando.

“Me dice ‘Mirtha…’ y yo, ‘¿vos sos Wanda? Anoche no me dejaron dormir en toda la noche’”, recordó, entre risas. “Estaba en la suite al lado de la mía y había un ruido de muebles, de sillas… No sé, ruidos. Ella decía que era virgen en ese momento”, contó, divertida mientras revelaba la actitud que la sorprendió de la empresaria.

Me dijo ‘¿Por qué no me invita a su programa?’. ‘Te voy a invitar’”, le dije. ¡Pero mirá qué audaz! De jovencita ya era audaz. Además, era preciosa”, contó.