Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Mavys Álvarez, la "novia cubana" de Diego Maradona, habló por primera vez sobre su relación con el Diez: "La vida con él era muy loca"

La mujer rememoró el acercamiento que vivió con el astro futbolístico cuando era menor de edad.

Mavys Álvarez, la novia cubana de Diego Maradona, habló por primera vez sobre su relación con el Diez.
Mavys Álvarez, la novia cubana de Diego Maradona, habló por primera vez sobre su relación con el Diez.

Por primera vez y tras 20 años en silencio, Mavys Álvarez, la novia cubana de Diego Maradona, habló de su relación con el astro futbolístico y reveló por qué tardó tanto tiempo para enfrentar a los medios.

"Tenía miedo de que hubiera alguna represión de parte de él o de parte del gobierno de Cuba", fue lo primero que dijo en diálogo con América TeVé.

Acto seguido, reveló que conoció a Diego cuando tenía apenas 16 años luego de que una persona la persiguera por la calle para ofrecerle pasar un rato junto al deportista que en ese entonces estaba afrontando un momento delicado.

"Al principio, pensé que quien me proponía eso estaba loco. Era un cubano. Después supe que era el salvavidas del hotel. En el carro, a unos pasos, nos miraba Carlos Ferro Viera, amigo de Maradona. Estuvieron más de una hora convenciéndome de que era importante ayudar a Diego, que era una figura mundial, amigo de Cuba y que estaba deprimido. Y finalmente acepté”, recordó.

Y contó cómo se sintió cuando llegó al hotel para estar junto a Maradona.

"Yo era una niña. No tenía maldad ninguna. Él era un extranjero, un rico y se había fijado en mí. No podía decirle que no. Era un privilegio ser su novia”, agregó.

Además, contó que rápidamente se mudó con el Diez y que su mamá se lo tomó muy a mal; no estaba de acuerdo con su relación.

"Mi mamá no lo tomó nada bien. Tampoco mi papá. Pero a esa edad uno suele ser muy rebelde y no tener en cuenta el criterio de los padres. La vida con Maradona era muy loca: fiestas, discotecas. Me llevaba a comer… Nunca imaginé que después me metería en las drogas de la que me costó tanto trabajo salir”, rememoró.

Y se despidió aclarando que aunque de grande se dio cuenta de que muchas cosas que vivió no estaban bien, no se arrepiente de haber aceptado conocerlo.

"Al cabo de estos años me da pena de mí misma saber que tenía 16 años y fui parte de todo eso. Pero fue una experiencia más que tuve en la vida. No escogemos lo que nos toca vivir. Simplemente me dejé lleva... Él me cayó bien. Me deslumbró. Fue una relación consentida”, sentenció.